Hidrolago “ignora” los vecinos de Nueva Democracia

Archivo

La impotencia se apodera de los vecinos de la cuarta etapa del sector Nueva Democracia, al noreste de Maracaibo. El nivel de las aguas negras ya supera por tercera vez en lo que va de año el medio metro. La putrefacción se metió a las casas de las más de 100 familias y las mantiene "prácticamente" incomunicadas. El colapso "es inminente", según comentaron los habitantes que mostraron como sube el líquido podrido por el sumidero de los baños, lava platos y hasta por la tubería de aguas blancas.

Eduardo Mora, uno de los afectado, explicó que están "cansados" de ir a la sede de Hidrolago en busca de ayuda y poner las denuncias, pero no tienen éxito. Para él solo falta "suplicar" a Danny Pérez, presidente de la hidrológica, que les solucione la situación que mantiene en peligro a la comunidad.

La cantidad de enfermedades se duplican cada vez que el colector colapsa. Fiebres, vómitos, diarreas, escabiosis, manchas en la piel, pulmonía, bronquitis y hasta asma encabezan la lista de afecciones que los vecinos no se pueden tratar por falta de medicamentos. El 60 por ciento de las casas de Villa Romana, Israel, Mediterráneo y Villa Dorada están colapsadas y denunciaron: "Hidrolago no quiere venir porque la gente de la invasión de al lado, donde está el colector, son unos malandros y les tienen miedo", dijo una vecina que prefirió no identificarse. 

Presos

El agua residual que debería desembocar en la cañada Los Caribes está dentro de habitaciones, cocinas y baños de los vecinos, quienes adelantaron que tomarán otras medidas si la hidrológica no repara el colector. "Hace unos meses vinieron, destaparon y se fueron, dicen que no vienen por las "guarimbas", pero antes era lo mismo, nos tienen una mamasón de gallo porque la verdad es que ellos no hacen nada nunca. Aquí nos comerán los gusanos", comentó Roberto Urdaneta, otro de los perjudicados. 

Con botas, bolsas negras y a todo riesgo los habitantes de Nueva Democracia se lanzan al agua para salir a trabajar o simplemente ir al abasto es toda una odisea. Reclamaron la presencia de Hidrolago "cuanto antes", pues dicen estar "presos" en su propia casa. "Yo no sé qué es peor mija, si estar adentro con esa pudrición o estar afuera con los zancudos y la laguna", criticó otro residente.

Todos temen que se desate una epidemia por la exposición prolongada a las aguas negras. Exigen la reparación del sistema de tuberías negras y la revisión del servicio de aguas blancas. 

 

NOTIZULIA / La Verdad