Los vecinos de El Soler están “muertos de sed”

Archivo

Cuando escuchan agua en El Soler dicen ¡Que es eso! Desde hace casi un año, a buena parte de los vecinos de la urbanización, ubicada en el municipio San Francisco no les llega el líquido vital. El problema se extiende al Caujaro y El Saman donde los habitantes tienen que hacer pericias para obtener una gota. 

Se ven obligados a pagarles cuatro mil bolívares por cada pipa a los transportistas que conducen camiones cisternas. Un tanque completo, oscila en promedio entre 20 mil y 22 mil bolívares y dura tres días, otros compran botellones o “pasan sed”. Los afectados deben pagar en efectivo y quienes prestan el servicio no aceptan billetes de 10, 20 y 50 bolívares. A “regañadientes” los de 100 bolívares.  

Jorge Pérez, residente de la calle 64 ñ, detalló que el agua llega en unas cuadras y en otras no. “Los camiones saben cómo es la cosa, porque desde las 5.30 de la mañana comienzan a dar vueltas”. Otro de los problemas que afecta a los lugareños es la “pésima” recolección de desechos sólidos y alegan que la última vez que el aseo paso por sus hogares fue hace un año. “Tenemos que pagarle a los carretilleros para que saquen la basura hasta la entrada de la urbanización. Cobran más de cinco mil bolívares por tres bolsas”, sentenció Berta de Rodríguez, vocera vecinal.