Veritas se hunde en aguas negras

Archivo

La avenida 11 con calle 87 del sector Veritas es “un chiquero”. El colapso de un colector de aguas servidas mantiene un hedor insoportable en la zona. Aunque el bote de agua era esporádico, según comentaron los vecinos, hace tres semanas aproximadamente es constante. Si llega el servicio de agua potable la situación se intensifica y el agua viene desde la avenida Falcón, hasta la esquina de la calle 87, pasando por la casa La Pitia. 

Ewuar Oliveros comentó que la comunidad ya fue a Hidrolago a poner la queja, pero que les tienen “una mamadera de gallo”. Dijo que él, al igual que sus vecinos, teme que cuando se intensifiquen las lluvias el problema sea mayor. “En Hidrolago dijeron que venían la semana antepasada y todavía nada. Llamamos y nos dicen: ya van para allá y nada, esto se jodió, aquí nadie resuelve nada”.

Temor

Carlos Puche teme por los niños y ancianos de la zona, que según él, “varios se han caído en esa agua porque se resbalan”. Otros vecinos reportan dificultad respiratoria y manchas en la piel debido a la exposición a las aguas servidas. Exigen que Hidrolago les resuelva la situación o de lo contrario no descartan acciones de calle. “Veritas está olvidada por todos, nadie nos hace un cariñito, mucho menos van a arreglar eso, parecemos un trapo viejo que nadie quiere”, dijo Martha Álvarez. 

Los transportistas de la ruta de Veritas también se quejaron. “Ese bote de agua tiene años ahí. Ahora colapsó la cloaca y quedamos peor porque los carros huelen a mierda y la calle se sigue rompiendo. Si esto sigue así tendremos que cambiar la ruta”, criticó Roberto González, chofer. Al menos dos cuadras de asfalto están en mal estado. 

 

NOTIZULIA / La Verdad