Siete muertos y poblados arrasados por descontrolados incendios en Chile

Archivo

Siete muertos, miles de evacuados y poblados totalmente arrasados por las llamas dejaban a su paso los feroces incendios que avanzaban este jueves sin control por el centro y sur de Chile, en la mayor catástrofe forestal de la historia del país.

Los incendios han devorado cerca 240.000 hectáreas en siete regiones del país, provocando una tragedia sin precedentes que ha dejado un saldo de siete muertos, según un último informe entregado por la presidenta Michelle Bachelet.

Durante la madrugada del jueves, el fuego alcanzó a la localidad rural de Santa Olga, y otros pequeños poblados de la región del Maule (280 km al sur de Santiago) las primeras comunas en quedar totalmente calcinadas por las llamas.

Debido a esta emergencia, unas 4.000 personas fueron evacuadas por bomberos y policías, cerca del 80% de la población total, mientras que los incendios mantienen su descontrolado avance amenazando decenas de poblados rurales en al menos en tres regiones del país.

"Lamentablemente, el fuego ha llegado hasta lugares como la población Santa Olga. Afortunadamente, se ha podido evacuar a todas las personas y no tenemos pérdidas que lamentar, salvo las pérdidas materiales", informó la presidenta Michelle Bachelet, en rueda de prensa.

En las zonas afectadas se esperan temperaturas superiores a los 38 grados, debido a una ola de calor que golpea por más de 10 días el centro y sur del país.