Yankees regresan a una Serie Divisional

Archivo

Los neoyorquinos derrotaron 8-4 a los Mellizos de Minnesota en el juego de comodín de la Liga Americana para mantenerse en carrera por el campeonato Raynel Rico.

Quién iba a decir que los Yankees de Nueva York, el equipo más laureado en la historia de las Grandes Ligas, tendrían que esperar cinco años para regresar a una Serie Divisional de la Liga Americana.

Hace al menos dos décadas los “Bombarderos del Bronx” fueron asiduos participantesde la postemporada. De hecho, en los añosnoventa asistieron a cinco Series Mundiales y se alzaron como campeones en cuatro oportunidades.

Lejos de ser aquel temible equipo, los neoyorquinos tuvieron una buena  temporada regular y pese a que el esfuerzo fue en vano para quedarse con el banderín de la División Este del viejo circuito, con la victoria de ayer 8-4 frente a los Mellizos de Minnesota se ganaron el derecho de volver a disputar una serie de playoffs, algo que no lograban desde el 2012, cuando fueron barridos por los Tigres de Detroit en la Serie de Campeonato de la Americana.

Tal y como sucedió a lo largo de la ronda regular, los dirigidos por Joe Girardi tuvieron en Aaron Judge y Didi Gregorius sus figuras ofensivas.

La sangre joven de los “mulos” fue la clave para darle vuelta al juego, que comenzó de manera desfavorable.

El abridor dominicano Luis Severino no pudo ni siquiera completar un inning. Su inefectividad fue aprovechada por los bateadores mellizos, que en un tercio le conectaron cinco imparables, incluidos par de jonrones, y le hicieron 3 carreras.

El panorama, de entrada, lucía muy oscuro. Para fortuna de los fanáticos que asistieron al nuevo Yankee Stadium, de a poco se fueaclarando.

En la parte baja del primer capítulo un cuadrangular con dos corredores en bases de Gregorius les devolvió las esperanzas y para el quinto capítulo ya dominaban el juego.

Apareció Judge una vez más y en la sexta conectó su primer vuelacercas en una postemporada y trajo a un compañero que estabaen circulación. El batazo lució como la estocada final para un conjunto de Minnesota que se quedó corto en las aspiraciones de enaltecer una gran y sorpresiva campaña.

El venezolano Eduardo Escobar poco pudo hacer con sus dos sencillos en tres turnos y finalizó así la zafra más fructífera desde su ascenso a las mayores.

Ahora los Yankees se medirán a partir de mañana con el favorito para quedarse con el trofeo de la Americana: los Indios de Cleveland del barqusimetano Carlos Carrasco.