Los Yankees ganan: habrá 5º ante los Indians de Carrasco

Archivo

Si hablamos de segundas oportunidades y momento para la redención durante el transcurso de los playoffs, no nos tendremos que ir mucho más lejos que Luis Severino, el joven y talentoso pitcher de los New York Yankees que ha ofrecido a los del Bronx la clase de actuación con la que sueñan de cara al futuro.

Y de paso forzar un quinto partido de las Series de División.

El dominicano fue capaz de realizar la hazaña tan poco habitual en estos playoffs a la hora de completar siete entradas en las que acumuló un total de 9 strikeouts y aportó la base sólida necesaria para conseguir que la eliminatoria agote el total de encuentros tras el triunfo de los Bombarderos del Bronx por 7-3, con un quinto partido que se disputará en el Progressive Field y en el que puede ocurrir cualquier cosa.

Una maniobra arriesgada

Los Cleveland Indians, liderados por un Terry Francona que se ha consagrado como un estratega soberbio durante su etapa con la Tribu, recurrió al pitcher que apabulló a los New York Yankees en el inicio de la serie, un Trevor Bauer que lanzaría con únicamente tres días de descanso en lugar de los cuatro habitualesy la maniobra le pasó factura a los de Ohio puesto que Bauer no se mostró tan fluido sobre el montículo y sus problemas comenzaron ya en la segunda entrada.

No obstante, sin restar méritos a lo logrado por los Yankees contra un jugador que les había dominado a lo largo de las tres ocasiones en las que se habían visto las caras, las opciones de ganar el partido se vieron incrementadas de forma significativa gracias a una defensa o falta de ella impropia de los Indians, que cometieron un total de cuatro errores durante el encuentro y dos de ellos del habitualmente sólido Giovanni Urshela, que le pasaron factura.

Debido al primero de los dos errores del colombiano, los Yankees terminaron anotando cuatro carreras en el que hay que mencionar un doble de dos carreras de Aaron Judge contra un Bauer que fue capaz de completar dos entradas, pero cuyo resultado tiene que ser valorado por una defensa que le abandonó en un momento de máxima necesidad.

Ya con Mike Clevinger como relevo, los problemas no se detuvieron para la Tribu y con las bases llenas, otro nuevo error de Urshela permitió que los Yankees se pusiesen 5-0 después de tres entradas.

Una tímida reacción

Cuando parecía que el partido estaba acabado, los Indians despertaron gracias al home run de dos carreras de Carlos Santana con Jay Bruce a bordo frente a Severino en la cuarta más otro más en solitario a cargo de Roberto Pérez para situar el 5-3 y que el nerviosismo volviese a hacer acto de presencia en el Yankee Stadium, más si cabe con la prodigiosa remontada que habían logrado los Indians en el segundo encuentro de la serie.

Sin embargo, otro nuevo error a cargo del pitcher del momento, Danny Salazar,abriría las puertas a sumar otra carrera en la quinta que se vio aumentada por el home run de dos carreras al lado contrario por parte de Gary Sánchez.

Con Severino cómodo en el partido y lanzando a 100 millas por hora en la séptima entrada, el dominicano fue capaz de hacer el trabajo tras 113 lanzamientosante un público entregado.

Únicamente la falta de control de Dellin Betances al caminar a los dos primeros rivales en la octava entrada hizo que el nerviosismo volviese a acudir al Yankee Stadium, pero Tommy Kahnle acudió al rescate para impedir que la Tribu se acercase en el marcador y fue capaz de completar el trabajo en una actuación apabullante.

Un partido único

De esta manera, los Indians se ven abocados a un escenario que es familiar puesto que iban mandando en la pasada edición de las Series Mundiales por 3-1 y terminaron cayendo en el clásico del otoño que supuso el primer triunfo en 108 años para los Chicago Cubs.

De cara a impedir eso y sabiendo que contarán con un Corey Kluber deseoso de resarcirse de su pobre actuación en el segundo encuentro, deberán recuperar versiones más productivas de Francisco Lindor o José Ramírez, con .071 y .118 de bateo durante el transcurso de la serie más la incertidumbre que sigue rodeando a Edwin Encarnación, ausente del turno desde su esguince de tobillo del segundo encuentro.

Aunque no está confirmado, todo parece indicar que el veterano C.C. Sabathia será el encargado de intentar culminar la remontada en la eliminatoria por parte de los New York Yankees.