Magallanes mantuvo su dictadura sobre Leones en Caracas

Archivo

Leones del Caracas nunca se entregó. El equipo evitó que Navegantes del Magallanes celebrara el triunfo en el noveno inning y luego en el décimo, en este último capítulo, incluso, con una desventaja de cuatro carreras. El esfuerzo fue innegable, pero en vano. La hegemonía de los eléctricos sobre su más odiado adversario continúa.

La demostración de dominio ocurrió ya en la madrugada de este viernes. Se necesitaron 14 episodios para que los navieros consiguieran la fórmula de vencer por séptima ocasión en siete juegos a los melenudos. Fueron los bates de Jesús Sucre, con sencillo, y de Albert Martínez, con cuadrangular, los que pusieron la pizarra final de 12 a 9, en el Estadio Universitario, que se llenó con 20 mil 622 fanáticos.

“Fue un buen juego. Hicimos carreras y ellos vinieron de atrás, pero al final fuimos nosotros los que ganamos”, dijo el patrullero central de la nave. “En mis primeros turnos estaba un poco ansioso, me lanzaron muchos pitcheos malos. Pero luego dejé llegar la bola y le pude conectar con contundencia al cambio de velocidad. No esperaba que saliera el jonrón”.

Además destacó Jesús “Cacao” Valdez al pegar dos vuelacercas y llegar a 15 en la temporada, así como a 50 carreras impulsadas, y todo eso con el último mes de la ronda regular por disputar. El triunfo acerca al Magallanes a la barrida de la serie particular, algo que solo hicieron los capitalinos, en la 1979-1980, cuando derrotaron a la galera en los 14 careos celebrados.

“Estoy consciente de que llegué a 50 remolcadas y que ya son números de Jugador Más Valioso”, comentó sonriente el Cacao. “El segundo jonrón se lo di a (Juan Carlos) Gutiérrez. Todo el mundo lo conoce a él. Sabía que me iba a lanzar pegado porque tiene una buena recta que no me iba a dejar estirar los brazos. Estaba preparado”.

La paridad reinó durante todo el compromiso, y ni siquiera la tempranera ventaja de los filibusteros logró romper con el patrón. Manny Correa, el abridor de los avileños, fue madrugado, en el primer acto, por uno de los jonrones de Cacao Valdez. Y después permitió otra rayita, por un sencillo de Mario Lissón. Mientras que la primera anotación permitida por Derek Eitel, iniciador debutante de los navieros, fue obra de un rolling de Wilfredo Tovar.

Otra carrera magallanera fue producida en el quinto, gracias a un elevado de sacrificio conectado por Ronny Cedeño. La manada volvió a descontar en la parte baja del pasaje con el primer jonrón en la LVBP del jardinero Alexander Palma. Ni el jonrón de Adonis García en el noveno –con el que llegó a 28 con la organización e igualó al legendario Jim Pendleton- pudo evitar que el juego se extendiera más allá de los nueve innings.

La victoria se la apuntó José Flores (1-0) por su inning y dos tercios de labor en blanco. Mientras que la derrota fue para Kaleb Fleck (0-1), quien aceptó cuatro anotaciones en el capítulo que tuvo.

No habrá que esperar mucho para ver de nuevo a los Eternos Rivales en plenas hostilidades. Esta noche se volverán a enfrentar, esta vez en el José Bernardo Pérez de Valencia. El abridor por los turcos será el zurdo John Lamb. Por Leones todavía hay un halo de misterio. En teoría, el equipo adelantaría la apertura del boricua Efraín Nieves, pero la decisión todavía no está tallada en piedra.

NOTIZULIA / Prensa LVBP