La tribu sudó, pero ganó el primero a los filibusteros en su casa

Caribes sorteó las intentonas magallaneras para cantar victoria

Jean Toledo tuvo que subir al montículo para acabar con un sufrido partido para Caribes de Anzoátegui, que se llevó el primero de la serie de playoffs contra los Navegantes del Magallanes, 6-5, en el Estadio José Pérez Colmenares.

Los orientales se aprovecharon de una sólida actuación del abridor Daryl Thompson, quien no aceptó carreras en su labor de seis entradas, permitió seis imparables, mientras ponchaba a un contrario sin boletos, lo que le ayudó a acreditarse la victoria, pese a un fuerte virus estomacal.

“El plan de Thompson fue atacar a los bateadores. Hizo una buena mezcla de pitcheos, a pesar de estar un poco enfermo”, comentó el receptor Tomás Telis, quien produjo una carrera. “Este año me fue bastante bien, ofensivamente. Batear detrás de Balbino Fuenmayor y Luis Jiménez, me ayuda a ver mejores pitcheos y me obliga a ser paciente”.

Los orientales aprovecharon una mala salida del californiano Alex Sanabia, quien al final permitió las seis rayitas de Caribes, en apenas 2.2 tramos.

Telis, con doble, abrió la pizarra en el segundo inning, mientras que Williams Astudillo con sencillo llevó a par de compañeros más al plato.

En el tercer capítulo, cuadrangulares de René Reyes y Luis Jiménez sumaron tres carreras más para colocar el juego 6-0.

“Daryl estuvo bendecido por Dios, porque se sentía muy mal. Cuando estaba calentando en el bullpen vomitó. No sé cómo pudo soportar seis innings, porque volvió a vomitar antes de salir del juego”, destacó el manager Omar López. “Lo sacamos con 75 pitcheos (50 en strike). La verdad, no sé cómo lo hizo. Ha formado parte de la familia de Caribes durante cinco años y tiene un gran corazón”.

Magallanes abrió su cuenta en el séptimo, con vuelacercas solitario del receptor Jesús Sucre. Los turcos sumaron dos más en el octavo, impulsadas por biangular de Mario Lissón y un roletazo al cuadro de José Gregorio Martínez.

El ataque continuó en el noveno, después que la nave pisara el plato dos veces más, gracias a sencillos productores de Ronny Cedeño y Jesús Valdez.

Los Navegantes llegaron a llenar las bases, pero Liarvis Breto ponchó al debutante Dustin Martin, con tres envíos, y Jean Toledo obligó a Goyito Martínez a rodarla por el campocorto para el out 27.

“Sabía que tenía que ingeniármelas para que el bullpen hiciera el trabajo”, soltó el piloto López. “Creo que (Cameron) McVey puede hacerlo mejor, al igual que (el cerrador González) Germen. Fue su primera salida y quiso ser muy fino y no le pudimos hacer una jugada (Sucre comenzó el noveno con un infield hit por segunda), empezando el inning y eso complicó la situación”.

Detrás de Thompson y el bullpen, una vez más la ofensiva de Caribes se convirtió en su salvavidas.

“Magallanes tiene un buen bullpen y nos aguantaron en seis carreras, por eso nuestra ofensiva siempre tiene que salir adelante, tratar de manufacturar carreras lo antes posible”, apuntó López.

Anzoátegui terminó la eliminatoria con ocho triunfos en fila y logró mantener esa racha en el inicio de la postemporada.

“No puedo encontrar una razón concreta para esa seguidilla. Creo que habría que preguntarle a los muchachos. Yo solo trato de mover las piezas y motivarlos. Tenemos mucha unión, no hay egos”, abundó López, que pese al lauro, no se atrevió a aventurar sobre el futuro del emparejamiento con los Navegantes.

“Voy juego a juego. Una derrota hubiese sido bien difícil en un primer juego, pero la evitamos. Este partido quedó atrás. Mañana comienza otra historia”, enfatizó López.     

NOTIZULIA / Prensa LVBP