El Campeón queda en terapia intensiva al caer ayer ante Lara

Los Cardenales mantienen yugo sobre los campeones y están a un triunfo de acabar con la aspiración del bicampeonato rapaz

Los Cardenales de Lara quedaron a ley de un triunfo para acceder a las semifinales de la temporada 2017-2018, luego conseguir el triunfo, 5-3, con dramatismo incluido, en el cuarto juego del playoff contra las Águilas del Zulia, en el Estadio Luis Aparicio “El Grande”.

Los larenses tienen ahora la oportunidad de tomar desquite frente al campeón defensor, que tendrá ahora la imperiosa misión de barrer en lo que resta de la serie para seguir con opciones.

El oportunismo de la toletería de los pájaros rojos fue determinante para poner en jaque a los zulianos. Un imparable Henry Urrutia, con las bases llenas, remolcó un par de anotaciones para romper el empate en el séptimo episodio, mientras que un triple de Elvis Escobar empujó la carrera que le puso cifras definitivas a la pizarra y le dio al Lara su tercera victoria en el inicio de la temporada.

“Era muy importante conseguir una victoria como visitantes y dejarle la presión al rival, cada uno de nosotros está dando lo mejor para seguir avanzando. Aún falta un juego, pero sabemos que esto no está terminado. No hay que descuidarse, seguiremos jugando con la misma intensidad hasta alcanzar llegar a la final y pelear una vez más por el título”, manifestó Iledemaro Vargas, quien resultó ser el pelotero más importante en la alineación crepuscular, al ligar de 4-3 con un par de anotadas y cuatro bases robadas.

Desde la lomita Néstor Molina pudo contener a la toletería rapaz por espacio de 5.2 episodios, antes de salir lesionado al recibir pelotazo en el tobillo izquierdo.

“Afortunadamente solo fue el golpe, no hay nada malo, son cosas que pasan en el juego. Lo importante fue que el equipo consiguió la victoria”, manifestó Molina, quien permitió dos rayitas (una sucia) y fue respaldado de buena manera por el cuerpo de relevistas larenses.  

Jesús Sánchez sacó el cero en el sexto inning, en el que las Águilas lograron poner tres corredores en circulación, para acreditarse el triunfo. El cerrador esta vez resultó ser Ricardo Gómez, quien pudo lograr el rescate de manera dramática.

En el noveno episodio, Zulia volvió a llenar las bese, pero en esta ocasión no apareció el batazo de gracia. José Pirela falló con un roletazo por la inicial que fue ratificado por el equipo de umpires luego de revisar la repetición.

NOTIZULIA / Prensa LVPB