¡EN MI CASA MANDO YO! Caribes despachó a Magallanes

La Tribu mostró su poderío al barrer en casa al Magallanes y mandarlos a depender del juego del comodín

Caribes de Anzoátegui selló su participación por tercer año consecutivo en las semifinales y lo hizo aprovechando los desvaríos del relevo de Navegantes del Magallanes para obtener un triunfo, 8-7, en el Estadio Alfonso “Chico” Carrasquel.

Los orientales lograron definir por segundo día seguido en los tramos finales y se impusieron en los tres partidos que jugaron en casa, para ganar la serie de playoffs 4-1.

Niuman Romero fue el héroe de la jornada por parte de la novena aborigen al irse de 4-3 con trío de remolcadas, dos de ellas en el octavo inning que aseguraron el triunfo.

Ahora los dirigidos por Omar López se medirán contra el ganador del emparejamiento entre Leones del Caracas y Tigres de Aragua.

“Estaba tratando de poner la bola en el campo y buscando un buen pitcheo para lograrlo y al final lo conseguí”, destacó un eufórico Romero, después del juego. “Cumplimos con la tarea de aprovechar los partidos en casa para estar en la semifinal una vez más. Ahora debemos seguir jugando de la manera como lo hemos hecho, sin importar los rivales que vengan y así poder llegar hasta la gran final”.

Magallanes fabricó su primera rayita en el primer capítulo producto de un infieldhit de Alberth Martínez, que movió desde la antesala a Jesús Valdez.

Caribes respondió en la baja de ese mismo episodio, cuando Luis Jiménez volvió a demostrar el gran momento que está viviendo en esta temporada al descargar jonrón, con dos hombres en las almohadillas, y así poner arriba a los aborígenes por margen de 3-1.

Al inning siguiente, la Tribu hizo una rayita más, gracias a un sencillo impulsor de Romero. La segunda de Navegantes vendría en el tercero en las piernas de Dustin Martin, quien anotó por un wild pitch de Daryl Thompson. Luego Rayder Ascanio sonó largo doble hacia el jardín central que trajo dos a la goma para así empatar las acciones.

Sin embargo, los anfitriones se irían nuevamente arriba en la baja del tercero. Balbino Fuenmayor sacudió jonrón solitario para colocar el encuentro 5-4. Pero la alegría le duró poco a Anzoátegui, pues en el cuarto, Magallanes tomaría una vez más ventaja en el marcador al fabricar par de rayitas, producto de un elevado de sacrificio de Alberth Martínez y un doblete de Jesús Sucre.

Caribes no se quedaría con los brazos cruzados y en el sexto volvió a tomar el control del partido, aprovechando los desaciertos del relevo eléctrico. Con uno en base, Rafael Ortega sonó doblete para empatar las acciones 6-6. Acto seguido, y con par de hombres en las almohadillas, Romero disparó su tercer inatrapable de la noche con el cual remolcaría las dos carreras definitivas de la novena anzoatiguense.

Magallanes intentó complicar las aspiraciones de los indígenas en el noveno capítulo. Allí Martin descargó vuelacerca solitario contra los envíos de Víctor Capellán con el cual acercó a los filibusteros a una carrera de diferencia.

A pesar del jonrón recibido, el relevista dominicano pudo recuperarse y retiró de manera consecutiva a los tres siguientes bateadores que enfrentó y así poner fin a la amenaza del Magallanes, que ahora debe disputar el partido del comodín.

“Estoy agradecido con Dios por todo esto que vivimos”, señaló el manager Omar López. “Lo he dicho, el ímpetu, la forma de guerrear de este equipo es algo verdaderamente impresionante. Estoy orgulloso por el trabajo de todos y cada uno de mis jugadores. Todavía hay que seguir haciendo algunos ajustes, pero si seguimos manteniendo esta mística las cosas se nos pueden dar”.

NOTIZULIA / Prensa LVBP