Sevilla elimina de forma rotunda al Manchester United

Con su doblete, Wissam Ben Yedder sepultó las esperanzas del United

El Sevilla asaltó ayer el estadio de Old Trafford y se impuso con merecimiento a un rácano Manchester United por 1-2 para poner rumbo a cuartos de final de la Copa de Europa por primera vez desde 1958.

Un doblete del franco-tunecino Wissam Ben Yedder nada más saltar al terreno de juego en la segunda mitad hundieron al equipo de José Mourinho, temeroso en su estadio y siempre a merced de un Sevilla valiente, que no quiso especular en el 'Teatro de lo sueños' y salió desde el minuto 1 a por el partido.

La consigna del portugués esta noche era clara: ceder la posesión al rival, ser agresivo en la recuperación y directo en ataque, con balones largos a Lukaku y Fellaini.

La segunda mitad fue del United, pero ni Lukaku, ni Alexis consiguieron inquietar a Rico. Rashford era el único que lo intentaba arrancando desde atrás y buscando las cosquillas a Mercado.

Ahí movió fichas Montella, y a falta de 20 minutos cambió pieza por pieza: Ben Yedder ingresó por el anónimo Muriel. Y no tardó el delantero francés en dejar su impronta en el 'Teatro de los sueños', ya que en su primera ocasión, en su primer minuto sobre el verde, recogió un balón entre líneas de Sarabia, se quitó de encima a Bailly y ajustó con la derecha un disparo al palo de De Gea: 0-1.

Old Trafford volvió a cantar gol apenas un minuto después de los cambios (m.78), pero fue nuevamente del Sevilla. Y fue nuevamente Ben Yedder, quien se apuntó el segundo con un remate de cabeza desde el segundo palo que De Gea sacó como pudo. El colegiado, con la ayuda de la tecnología de línea de gol, dio validez al tanto de Ben Yedder -su décimo gol en la Champions- ante el delirio de los jugadores sevillistas y de la grada visitante.

A la desesperada, y con la eliminatoria prácticamente sentenciada, los 'Diablos Rojos' consiguieron descontar uno. Lukaku aprovechó la pasividad de la zaga en su única desconcentración del duelo y se metió la bota tras un saque de esquina de Rashford y subió el definitivo 1-2 en el marcador.

NOTIZULIA / EFE