Hay quienes nacen para estrellas, Gleyber parece ser uno

Desde su llegada a Nueva York, Torres ha conquistado registros legendarios

Para quienes no siguen de cerca la acción en las Grandes Ligas puede ser un exceso escuchar o leer a diario que Gleyber Torres hizo historia con los Yankees de Nueva York. Apenas tiene 21 años y 15 juegos con el equipo. Pero si, en cada jornada el camarero deja algo nuevo para ver; y su registros fidedignos dan cuenta de un talento que hace mucho no habitaba en el Bronx.

El domingo pasado, Torres cerró con broche de oro una semana histórica. Su equipo había ganado ocho juegos en fila desde su debut y actualizó la racha con su presencia como titular del segundo cojín, ya que antes; la seguidilla triunfal estaba en manos de Evan Gattis, como receptor de los Bravos de Atlanta en 2013. También remolcó tres carreras el jueves ante los Astros de Houston y se convirtió en el jugador más joven con el trío de fletadas desde que Derek Jeter lo hiciera 4 de junio de 1995, a escasos días de cumplir 21 años.

Tuvo otras dos fechas con tal producción antes de cumplir quince jornadas en la gran carpa y la última de estas incluyó un jonrón para dejar en el terreno a los Indios. Otra muestra auténtica.

Antes de ello, Mickey Mantle (21 años y 185 días), era el más joven en el lineup Yankee con un batazo de este tipo.

“Es un bate especial y ha sido un jugador de impacto para nosotros”, dijo el mánager Aaron Boone al finalizar el juego dominical. “¿Qué más se puede decir?”

Desde que fue llamado, Torres batea .327 con dos jonrones y un porcentaje de embasarse de .357 en 52 turnos al bate (15 JJ), la mayoría como noveno en la alineación.

“Nada ha sido demasiado grande para él. Ha estado en algunos lugares importantes, y desde un punto de vista equilibrado, se siente como un verdadero jugador veterano a una edad tan joven”, agregó Boone.

NOTIZULIA / Líder