¡NEGADO A MORIR! Gaiteros navega en un océano de incertidumbres

¿Tendrá idea el joven Wesley Arocho del difícil quinteto que le tocará dirigir en Venezuela? Gaiteros se debate entre la inestabilidad interna y la química que debe haber en sus jugadores

Con la crisis que agobia al venezolano y más específicamente al zuliano que padece como adición a la ya caótica supervivencia el tema de los apagones que parece no acabarse nunca, la fanaticada zuliana no ha estado tan enfocada en la tragedia que a lo interno vive su equipo de siempre. El zuliano es un fanático furibundo y arraigado con sus divisas. Así, por muy mala que sea una o muchas temporadas –no es el caso actual- que tengan sus Águilas del Zulia, los defienden a capa y espada. Lo mismo ocurre con Gaiteros del Zulia, un equipo por tradición que ha sido además de los más añejos e importantes en la Liga Profesional de Baloncesto y que ha sorteado un sinfín de obstáculos que presagian su pronta desaparición, cosa que terminaría de entristecer aún más al zuliano.

Pero, ¿cuál es el problema de los Gaiteros? Sin ahondar en detalles a profundidad, se trata de una disputa familiar por el máximo puesto como autoridad del club y es una novela que ya va a arribar a diez años sin que se avizore una verdadera y definitiva solución al conflicto, ello ha redundado en un deterioro constante del club en lo deportivo, en lo logístico y en el cumplimiento de sus compromisos con técnicos, jugadores y personal contratado.

En contexto

Para poner en sintonía a quienes todavía no saben lo que está ocurriendo a lo interno con los propietarios del club furrero, Paúl Romero Ferrer, mejor conocido como el "Coronel", se ha enfrascado en una lucha con su sobrino, Paúl Romero Cavallo, y con su hermano Alirio "Camarón" Romero Ferrer, por la silla presidencial del conjunto musical, disputa que sin dudas ha quebrantado el entorno familiar y ha malpuesto el nombre de Gaiteros frente a una fanaticada que ha abandonado el gimnasio Pedro Elías Belisario Aponte producto de la inestabilidad gerencial y del cambio de colores del uniforme de amarillo a rojo.

El "Coronel", mayor accionista de los “comecandela” con un 54 por ciento, le habría cedido la presidencia a su hermano, Alirio, poseedor del 40 por ciento de las acciones, mientras era militar activo. Al pasar al retiro exigió retomar el puesto como mandamás, producto de algunas irregularidades en la parte administrativa, a partir de ahí empezó una guerra que año tras año trae cambios de gerencias.

En 2014

Durante la temporada 2014, una de las peores para Gaiteros en su historia,  Paúl Romero Cavallo, “Camaroncito”, sobrino del "Coronel", fue destituido como presidente de Gaiteros, exactamente el martes 8 de abril de ese año, luego de que la Corte Primera del Tribunal Contencioso Administrativo diera sentencia definitiva -así parecía- a favor del “Coronel”.

Sin embargo, un amparo emitido a última hora por la jueza Gloria Urdaneta le devolvería el control a la parte encabezada por Paúl Romero Cavallo; sin duda, un círculo vicioso que está lejos de cerrarse.

No obstante y en medio de esta trifulca familiar, en abril de 2015, Alirio “Camarón” Romero Ferrer, ejerciendo aún el cargo de presidente del conjunto musical, muere por condiciones naturales, pero la pugna sigue entre “El Coronel” y el hijo de “Camarón” Paúl “Camaroncito Romero Carvallo.

La catástrofe

Lo que se veía venir en este estira y encoje familiar por la silla presidencial de Gaiteros se consumó en abril de 2017, es decir, la temporada pasada cuando la directiva del quinteto musical, a través de Paúl “Camaroncito” Romero Carvallo y Pablo Aponte, en sus roles de presidente y accionista respectivamente, envió una carta al entonces presidente de la LPB, Bob Abreu para notificar que no continuarán participando en dicha temporada.

La carta no ofreció detalles de la decisión más que el argumento de que la medida estaría relacionada con un tema financiero.

Aquello cayó como una bomba, no solo en la liga, sino en la poca fanaticada fiel y consecuente con el quinteto musical.

La actualidad

El año pasado, Gaiteros tuvo como sede en su corta participación la ciudad de Punto Fijo, estado Falcón, en razón a las inadecuadas condiciones del legendario Gimnasio Cubierto “Pedro Elías Belisario Aponte” de Maracaibo.

Para este año, el quinteto musical ha confirmado su participación en la zafra 2018. Con las aguas aparentemente calmadas en el tema de la pugna –aun no resuelta- el quinteto “Come Candela” anunció la contratación de un joven técnico puertoriqueño tras la desagradable salida de Gustavo García del club musical, quien dejó claro ante la opinión pública que Gaiteros no había honrado el pago de su contrato como director técnico: “No recibí ni un bolívar por mi contrato como técnico”.

Se trata de Wesley Arocho, quien cuenta con 27 años y a su corta edad, llevó a los Halcones de Sonzacate a la conquista del Torneo Clausura 2017 de la Liga Mayor de Baloncesto en el Salvador.

En la actualidad, el boricua mantiene al equipo centroamericano en la final del Apertura frente a los Brujos de Izalco (Halcones domina la serie 1-0) y se espera que luego de culminar sus compromisos llegue al país para tomar las riendas de los musicales.

Arocho además posee experiencia en su país natal, al ser asistente técnico con Santeros de Aguada en la edición 2017 del Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico (BSN).

¿Y la sede?

No obstante, la temporada ya inició y todavía es duda la sede que tendrá Gaiteros, pues las condiciones del “Belisario” empeoraron significativamente ante la displicente mirada del organismo tutelar del deporte regional y de todos los entes vinculados.

El “Pedro Elías” ha sido consecuentemente víctima del hampa, hecho denunciado en este y en todos los medios de comunicación con fotografías más que elocuentes. Al Gimnasio le arrebataron sus sillas, le robaron el cableado y las tuberías de sus aires acondicionados y la instalación no está apta para recibir un juego de baloncesto, ni siquiera una caimanera.

Suena con fuerza el Domo de Cabimas, instalación de buena capacidad, pero falta ver en qué estado se encuentra como para albergar al quinteto musical y que tan buena sea como plaza toda vez que entre la crisis económica y la crisis interna de Gaiteros, los fanáticos no han hecho sino alejarse.

Quien sea zuliano y sienta en sus fibras la zulianidad que representa Gaiteros del Zulia como ícono deportivo regional, debe preguntarse ¿Gaiteros tiene dolientes? ¿Quién se atreve a salvar a Gaiteros? ¿Por qué los hermanos Romero no venden ese club y concluyen así una disputa sobre una franquicia que tiene en sus fanáticos un arraigo particular? ¿Hasta cuándo Gaiteros seguirá padeciendo? ¿Hay alguien que le interese Gaiteros?

La temporada ha arrancado y se espera que ningún equipo de la LPB tome la decisión en plena campaña de retirarse y mucho menos Gaiteros. Ojalá que las condiciones en Cabimas están aptas para que el quinteto al menos se quede en su terruño y pueda sortear esta difícil temporada.

NOTIZULIA  / Deportes