Princesa de Asturias a la Hispanic Society por defensa de cultura hispana

Archivo

Poseedora de una gran colección artística y de manuscritos del mundo iberoamericano, la Hispanic Society of America de Nueva York fue laureada este miércoles en España con el premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2017, por su defensa de la cultura hispana en Estados Unidos.

 

  La organización privada fundada en 1904 por el magnate estadounidense Archer Milton Huntington, fue reconocida por su "promoción de la cultura y valores de lo hispano y lo latino, a través de la creación de un museo, una biblioteca y una institución educativa, de acceso público y gratuito" en la metrópolis estadounidense, según el fallo del jurado.

 

 

  Su labor es especialmente importante en momentos en que "la cultura hispana, reflejada en millones de personas, está pujando por mantener su presencia y vigor" en Estados Unidos, señaló el presidente del jurado, el exministro español de Exteriores Marcelino Oreja, en una ceremonia en Oviedo (norte).

 

 

  En ese país, donde viven 56,6 millones de hispanos (17,6% del total de la población) y 40 millones de personas hablan español en sus casas, la organización defiende "el arte, las tradiciones y la historia" iberoamericanos, destacó la fundación Princesa de Asturias.

 

 

  Enamorado del arte y la literatura hispanas desde temprana edad, Archer Milton Huntington (1870-1955) se dedicó a adquirir piezas, desde la prehistoria hasta el siglo XX, creando la colección más importante de arte hispánico fuera de España en la sede de la sociedad en el norte de Manhattan.

 

 

  Con más de 23.000 objetos, entre obras de arte, cerámicas, textiles, altares y sepulcros, en su patrimonio destacan piezas como un retrato de La Duquesa de Alba, obra de Goya, otro del cardenal Camillo Astalli de Velázquez o La Piedad de El Greco, así como murales de Joaquín Sorolla.

 

 

  Además, su biblioteca cuenta con una colección de 250.000 manuscritos y decenas de miles de libros raros -30.000 de ellos anteriores a 1830-, entre ellos primeras ediciones de El Quijote y La Celestina o un Mapamundi de Giovanni Vespucci de 1526.

 

 

Preservar y mostrar el arte

 

 

Al cumplirse en 2008 el centenario de la apertura al público del museo, la organización lanzó programas para colaborar en la preservación, estudio y exposición de objetos relacionados con el arte y la literatura en los países luso o hispanohablantes en el mundo.

 

 

  Con su sede cerrada al público desde principios de año y hasta 2019 para su renovación, la organización ha decidido llevar al extranjero un tesoro pocas veces visto fuera de Estados Unidos, comenzando con madrileño el Museo del Prado, donde más de 200 obras seleccionadas estarán expuestas hasta el 10 de septiembre.

 

 

  El premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional es el tercero de los ocho que cada año, desde 1981, concede esta fundación, y que son considerados como los Nobel del mundo iberoamericano.

 

 

  El año pasado el galardón recayó en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, mientras que en años anteriores fueron honrados Wikipedia, la Cruz Roja y la Media Luna Roja, la Fundación Bill y Melinda Gates o la Agencia de la ONU para los Refugiados ACNUR.

 

 

  Dotados con 50.000 euros (unos 56.000 dólares) y una escultura creada por Joan Miró, los premios distinguen a personas o instituciones relevantes en ámbitos que van desde la investigación científica hasta los deportes, pasando por las letras y la concordia.

 

 

  En esta 37ª edición ya se han adjudicado los galardones de las Artes, para el creador sudafricano William Kentridge, y de Comunicación y Humanidades, para el grupo humorístico argentino Les Luthiers.

 

 

  Los premios serán entregados en octubre en una ceremonia en Oviedo, sede de la Fundación Princesa de Asturias, que toma su nombre del título de la heredera al trono, la princesa Leonor.

NOTIZULIA/Panorama