Academia de Hollywood sobre caso Weinsten: “No estuvimos silenciados”

Archivo

El fundador de la Academia de Hollywood, Dawn Hudson, advirtió que "no estuvimos silenciados", en relación con el escándalo por abusos sexuales vinculado al productor estadunidense, Harvey Weinsten, durante un acto celebrado en Madrid en el que el presidente de la Academia, John Bailey, lamentó lo ocurrido.

"Yo nunca he coincidido con él (Harvey) en persona, pero sabía que era alguien con el que es difícil trabajar y que tiene un temperamento fuerte, aunque no tenía ni idea de todo lo del abuso sexual", señaló Bailey, presidente de la Academia de Hollywood durante un encuentro cinematográfico celebrado el lunes en la noche en el Casino de Madrid.

Sus declaraciones hacen referencia al escándalo que vinculaba al productor Harvey Weinsten, uno de los más conocidos y poderosos de Hollywood, con una serie de acosos sexuales que supuestamente llevó a cabo durante décadas y que sacó a la luz el periódico The New York Times el pasado jueves.

Dawn Hudson, fundador de la misma institución, recalcó durante el acto que la Academia no "silenció" el caso.

"Muchos artistas han comentado el tema cuando se dio a conocer y nosotros mismos hemos hecho declaraciones diciendo que el comportamiento de Weinstein es inaceptable. Nuestros miembros apoyan la tolerancia y el respeto y no el miedo", añadió.

"Maryl Streep dijo hoy que hizo varias películas con él y ella no sabía nada de los abusos sexuales. Es horrible, verdaderamente horrible descubrir eso, pero no creo que la gente pueda simplemente asumir que todo el mundo lo sabía solo porque algunos periodistas dicen que fue así", precisó Bailey, quien señaló que la noticia fue "una sorpresa" para él.

En cuanto a las medidas que tomará la academia, ambos responsables expresaron que acaban de empezar a dialogar sobre el caso y que "es prematuro decir algo más en este momento".

El consejo de administración de la compañía Weinstein anunció el domingo el despido del productor de la empresa, de la cual es fundador, dejando el control del estudio cinematográfico en manos de su hermano, Bob Weinstein, y del director de operaciones David Glasser.