Costa Rica decepcionada con la OEA por Venezuela

Archivo

Costa Rica expresó hoy su "profunda decepción" por el "aplazamiento" de la reunión de consulta de cancilleres sobre situación de Venezuela, convocada para el 31 de mayo por la Organización de Estados Americanos (OEA).

El Ministerio de Relaciones Exteriores costarricense indicó en un comunicado que el país expresa su profunda decepción por el aplazamiento hasta el día 31 de mayo de la reunión para discutir el "crítico y frágil" estado en el que se encuentra Venezuela.

En su pronunciamiento oficial el Gobierno de Costa Rica no revela la fecha en la que hubiera preferido se realizara la reunión de cancilleres, que por una propuesta de México aprobada este lunes se realizará el 31 de mayo.

La propuesta de México se aprobó con 18 votos a favor, uno en contra, 13 abstenciones y 2 ausencias, en el segundo Consejo Permanente convocado para fijar la fecha, después de que la reunión del 10 de mayo acabara sin consenso.

"Lamentamos que se haya hecho caso omiso al clamor de millones de venezolanos que desde hace varias semanas han tomado las calles para exigir el cumplimiento del cronograma electoral con elecciones justas y libres, la separación e independencia de poderes, la liberación de los presos políticos, y el establecimiento de un canal humanitario, entre otros", citó la Cancillería.

El boletín agrega que: "la seriedad de la situación, que tiene rostro humano, exige acciones certeras y oportunas. No es un juego de suma cero en el que ganar signifique dilatar la celebración de un encuentro que para muchos de nosotros es impostergable".

Costa Rica explicó que confía en el "multilateralismo como el camino adecuado para la discusión y el diálogo constructivo. Y, en este sentido, seguiremos abogando por el cumplimiento pronto y efectivo de las resoluciones que sobre el tema de Venezuela se han aprobado en este Consejo Permanente".

Indicó que "no es indiferente a lo que acontece" en el país suramericano y que "deploran" la decisión del Gobierno venezolano de denunciar la Carta de la OEA, así como "la militarización del conflicto, que incluye el uso de armas de fuego de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales y el franco deterioro de la situación política interna".

"Costa Rica hace un llamado a la comunidad internacional para volver sus ojos hacia Venezuela y los venezolanos, que cuentan con la fuerza de nuestra voluntad política para sacar a ese país de la profunda crisis en la que se encuentra e iniciar un verdadero proceso de negociación", destaca el comunicado.

El ministerio añadió que Venezuela debe cumplir con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y que este tema debe continuar tratándose en el seno del más importante organismo hemisférico, la Organización de los Estados Americanos.

Los 18 apoyos eran el mínimo necesario (la mayoría simple de los 35 Estados miembros) para que esta propuesta saliera adelante, después de días de bloqueo por la falta de acuerdo sobre el día de la reunión y el fondo de la misma, dijeron fuentes diplomáticas.

 Votaron a favor de la propuesta 13 de los 14 países promotores de la iniciativa, todos menos Costa Rica, que está a favor de la convocatoria, pero se abstuvo, ya que su canciller no podrá asistir el 31 y había pedido celebrarla antes. 

 

NOTIZULIA/LAVERDAD