¡Masacre! Pugna entre paramilitares deja 13 muertos en Colombia

Archivo

La masacre que tiene en alerta a las autoridades ocurrió en Magüí Payán, municipio de Colombia situado en el departamento de Nariño. Pobladores de la vereda Pueblo Nuevo le hicieron una petición especial al alcalde, Wálter Quiñónez: que la administración municipal cubriera el costo de por lo menos 10 féretros.

La solicitud se debe a que 13 personas habrían sido asesinadas en esa vereda durante un enfrentamiento, al parecer, entre presuntos disidentes de las Farc y supuestos miembros del Eln, grupos que por años se han disputado esta zona del litoral nariñense.

Los hechos, según la Alcaldía, se registraron entre las 5:30 y las 6 de la tarde del lunes pasado; tres personas, entre ellas dos niños, resultaron heridas con arma de fuego. La situación de los tres no sería de gravedad.

“Según los moradores de la zona, integrantes de uno de los grupos estaban en un festejo, y de repente llegaron los miembros del otro grupo. En ese momento se presentó un cruce de disparos y la gente comenzó a lanzarse al río (Patía) para salvar sus vidas”, contó el secretario de Gobierno de Magüí Payán, John Jairo Rodríguez.

Se está investigando realmente qué fue lo que sucedió; tenemos informaciones de terceros, pero las autoridades tratan de establecer lo ocurrido

Aunque se habla de una persona desaparecida, el funcionario no descarta que otras también lo estén.

“Entre versiones de familiares e informaciones que hemos recogido, en el sector quedaron nueve cadáveres, y esta mañana, de las aguas del río habían rescatado otros cuatro cuerpos sin vida”, sostuvo el funcionario. Hasta ahora, la única víctima que ha podido ser identificada, según la Personería municipal, es el representante legal del Consejo Comunitario Manos Amigas, Édison Ortiz, quien se habría lanzado al río.

La vereda Pueblo Nuevo tiene aproximadamente unos 80 habitantes y unas 25 viviendas y se encuentra a una hora y 30 minutos en lancha rápida de la cabecera municipal de Magüí, pero, “como están las cosas, nadie se arriesga a llegar hasta allá”, manifestó el secretario de Gobierno.

Por su parte, el alcalde Quiñónez insistió en que las autoridades están investigando lo ocurrido. Esta es la segunda masacre registrada en menos de dos meses en la costa Pacífica de Nariño. El pasado 5 de octubre, en la vereda El Tandil, del municipio de Tumaco, en confusos hechos fallecieron ocho cultivadores de coca y más de 20 resultaron heridos.

NOTIZULIA / El Tiempo