Disputa PDVSA-ConocoPhillips generaría crisis en Curazao

La compañía estadounidense tomó control de los inventarios y activos de PDVSA en Bonaire y San Eustaquio y estima hacer lo propio en Aruba y Curazao

La disputa legal entre la petrolera estadounidense ConocoPhillips y la estatal Petroleos de Venezuela (PDVSA), amenaza con crear una “potencial crisis” en la economía de la isla, que corre el riesgo de dejar de procesar crudo venezolano en su refinería local, según Eugene Rhuggenaath, primer ministro de Curazao.

La compañía estadounidense que tomó control de los inventarios y activos de PDVSA en Bonaire y San Eustaquio la semana pasada, estaría tratando de hacer lo mismo en Aruba y Curazao para cobrar un reciente laudo arbitral de 2.000 millones de dólares, según fuentes cercanas.

El primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, informó que hasta el momento ninguna confiscación se ha producido, pero dijo estar preocupado ante la posibilidad de que la empresa estadal venezolana detenga los envíos de petróleo a la refinería Isla, ubicada en Curazao, para evitar un embargo y esa unidad se quede sin suministros de crudo.

Somos conscientes de los riesgos potenciales. Una interrupción de la operación (de la refinería Isla) tendría un impacto devastador desde el punto de vista económico y social”, dijo Rhuggenaath.

PDVSA ha suspendido el almacenamiento y los envíos de petróleo desde sus instalaciones en el Caribe, Según Reuters.

El primer ministro de Curazao dijo que está siguiendo la situación desde el sábado y entró en contacto con el equipo legal de ConocoPhillips en la isla para conocer sobre sus acciones y explicar los alcances que podrían tener las maniobras judiciales.

La refinería Isla, que tiene capacidad para procesar unos 335 mil barriles por día, aporta cerca del 10 % del Producto Interno Bruto (PIB), de Curazao y suministra el combustible para la comunidad y las embarcaciones que arriban a la isla, añadió el jefe del gobierno local.

Para controlar la situación el Gobierno de Curazao se prepara para comprar combustible en el mercado internacional como parte de un plan de medidas de contingencia, dijo el primer ministro.

NOTIZULIA / Versión Final