¡EL CARMONAZO! Revive el 11 de abril de 2002 y sus protagonistas

Pedro Carmona Estanga en el Palacio de Miraflores al momento de autoproclamarse Presidente provisional de Venezuela tras el golpe de Estado de abril de 2002 contra el presidente Hugo Chávez

Tanto el 11 de abril de 2002 como el 11 de abril del pasado año 2017, fueron fechas turbulentas para Venezuela sin que el resultado en ambas haya sido el mejor para el país. En 2002, todavía Hugo Chávez estaba “jojotico” en la esfera política y su regimiento militar, anillos de seguridad y funcionarios de casa militar “inocentes”, una inocencia que Chávez hizo desaparecer y que mantiene incólume a Nicolás Maduro en el poder pese a todos los aconteceres violentos y no violentos acaecidos en Venezuela tras aferrarse al régimen de Fidel Castro, mentor de Chávez y fortificador de la revolución chavista.

El 11 de abril de 2017, hubo muerte, represión y ningún apoyo –distinto a lo que pasó en 2002 que sí se cumplieron los objetivos, pero que luego la misma oposición echó todo por tierra- Al frente de las protestas que el Gobierno señala de pagas por el imperio y que la oposición califica de espontáneas cada día había menos liderazgo y tal como un barco sin rumbo ni brújula, la gente no sabía para dónde iba, solo protestaba con indignación por la crisis padecida hasta la medula por la población.

El 11 de abril de 2002, hace hoy 16 años, fue un día que quedó marcado en Venezuela como uno de los estallidos social – militares más grandes de la historia del país. Miles de venezolanos, tanto de oposición como simpatizantes del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, salieron a las calles de Caracas para defender sus causas.

Un paro petrolero, huelgas a nivel nacional, y un día entero cargado de saqueos, protestas, zozobra y represión, desencadenó que una ola humana se dirigiera al Palacio de Miraflores, movilizada bajo la voz de “ni un paso atrás”, para exigir a Chávez su renuncia. Al final terminó en un golpe de Estado o como otros especialistas lo llamaron en su momento, un “vacío de poder”.

Esta fecha se conoció como el “Carmonazo”, porque Pedro Carmona Estanga, el entonces presidente de Fedecámaras, quien asumió el poder tras la renuncia del Presidente Chávez, secuestrado y trasladado a la isla casi baldía de La Orchila en las Dependencias Federales venezolanas.

El alcalde en ese momento del municipio Libertador, Freddy Bernal, convocó a los chavistas a concentrarse en Puente Llaguno, mientras que otros líderes oficialistas mandaron a defender el Palacio de Miraflores, donde coincidieron con los opositores y fue cuando inició la épica batalla entre ambas ideologías.

Pero, ¿Quiénes participaron en el 11 de abril de 2002 y hoy ocupan un lugar importante en el gobierno y la oposición? Revisemos nombres, cargos y posiciones actuales:

Freddy Bernal: En 2002 era alcalde del municipio Libertador, convocó una masiva concentración en Puente Llaguno, donde los oficialistas se encontraron con la marcha de la oposición. Fue diputado ante la Asamblea Nacional desde el 2011 hasta el cinco de enero del año en curso y es actualmente el coordinador nacional y máximo jefes de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción Socialistas (CLAPS).

Henrique Capriles Radonski: El 12 de abril, ante la rebeldía social, una multitud de opositores se presentaron en las afueras de la embajada de Cuba, donde se encontraba refugiado Diosdado Cabello, vicepresidente de la Asamblea Nacional Para entonces, Capriles, quien era alcalde del municipio Baruta, visitó la embajada para unirse al diálogo donde estaban líderes de la oposición. El alcalde pidió al embajador Germán Sánchez Otero, realizar una inspección para corroborar que no hubiera presencia de algún oficialista. Violentando los derechos internacionales, Henrique Capriles fue acusado por la fiscalía nacional y debió pasar unos meses tras las rejas. Fue hasta hace muy poco gobernador del estado Miranda fue en dos oportunidades candidato a la Presidencia de la República y en la actualidad se sostiene de un liderazgo muy criticado.

Diosdado Cabello: Ante la ausencia de poderes, por la renuncia del presidente Hugo Chávez, y la autoproclamación de Pedro Carmona Estanga como primer mandatario nacional, Cabello fue el Jefe de Estado de Venezuela, sustituyendo a Carmona en el cargo, el cual duró menos de 48 horas, para devolverle el trono a Chávez. En la actualidad es Diputado ante la Asamblea Nacional Constituyente y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

León Arismendi: Fue candidato de ministro de Planificación. Estuvo involucrado en la lista de imputados del fiscal Danilo Anderson, al estar vinculado a Pedro Carmona Estanga, pero él aseguró que nunca estuvo en Miraflores el 11 de abril de 2002. El TSJ le prohibió la salida del país. En la actualidad es asesor político y se concentra en las actividades de la oposición venezolana.

Iván Simonovis: Criminalista y consultor penal. Participó como jefe de seguridad ciudadana de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. En 2004, el fallecido Presidente Chávez, lo acusó de ser uno de los principales causantes de los hechos violentos del 11 de abril. En la actualidad es un preso político y permaneció en la cárcel militar de Ramo Verde hasta el 20 de septiembre de 2014, cuando se le otorgó casa por cárcel, debido a su situación deteriorada de salud. Su condena es de 30 años.

Richard Peñalver: Fue uno de los cuatro pistoleros (reconocido en las imágenes de video de un medio de comunicación) que estaban en Puente Llaguno, disparando hacia la marcha opositora que pasaba por la avenida Baralt. Fue Concejal de Caracas en 2011. En la actualidad es dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y es coordinador de la Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor en el estado Anzoátegui.

Juan Barreto: Periodista y profesor universitario. Fue captado por las cámaras de televisión, cuando estaba montado en un poste apoyando a los oficialistas que se iban de frente a la marcha opositora, durante el estallido social del 11 de abril. Hoy es Coordinador nacional del partido político REDES, forma parte de la unión del Gran Polo Patriótico (GPP) que apoya el mandato del presidente Nicolás Maduro.

Isaías Rodríguez: Era Fiscal General de la República, cuando ocurrieron los hechos violentos del 2002. Fue quien informó en rueda de prensa que el presidente Chávez había renunciado a su cargo. La oposición venezolana lo criticó por el hecho de apoyar al gobierno, ocupando un cargo de suma importancia, donde debía ser imparcial. Hoy es embajador de Venezuela en Italia, luego de un breve paso como vicepresidente de la criticada Asamblea Constituyente instalada recientemente por Nicolás Maduro. Criticó que el órgano deliberante no actuara conforme al compromiso en materia económica y fue sacado de las filas constituyente y devuelto a Roma.

José Vicente Rangel: Formó parte de la resistencia oficialista que realizó el contragolpe hacia el autoproclamado presidente de la República Pedro Carmona Estanga. Fue vicepresidente de Venezuela desde mayo de 2002 hasta enero de 2007. En la actualidad, es conductor del programa de televisión José Vicente Hoy, transmitido en Televen.

Lucas Rincón Romero: Como General en Jefe del Ejército Nacional de Venezuela, anunció durante la madrugada del 12 de abril de 2002, que a Chávez le habían solicitado la renuncia de la presidencia, y éste había aceptado. Desde el año 2006, Hugo Chávez, designó a Rincón embajador de Venezuela en Portugal.

Raúl Isaías Baduel: Comandó el 13 de abril de 2002 la Operación Restitución de la Dignidad Nacional, el cual se basó en sacar del cautiverio Hugo Chávez, para devolverlo al cargo de la Presidencia. Fue Ministro de Defensa desde el año 2006 hasta el año 2007, cuando se manifestó en contra de la reforma constitucional, donde el primer mandatario nacional podía ser reelecto. En 2009 fue arrestado por casos de corrupción donde se estima que se apropió, durante su gestión como ministro, de alrededor de 30 millones de bolívares (de antes) y 3.9 millones de dólares. Fundamentalmente fue sacado de la esfera militar y apresado por considerarlo un personaje altamente influyente y poderoso. Le dieron una libertad condicional que no duró mucho, pues le imputaron otros cargos como instigación a la rebelión y traición a la patria y fue devuelto a CENAPROMIL en Ramo Verde y posteriormente sacado a los calabozos de La DGCIM (Dirección General de Contrainteligencia Militar), para finalmente confinarlo a los fríos calabozos del SEBIN El Helicoide.

Francisco Belisario Landis: investigadores dicen que Belisario acompañó en Fuerte Tiuna a Lucas Rincón, cuando declaró la renuncia de Chávez, sin embargo, en los videos de Rincón no hay evidencia alguna porque, al parecer, recibió amenazas de muerte. Hoy es dirigente del PSUV en el estado Anzoátegui.

Varios participantes en este momento histórico del país, pidieron exilio en el exterior, y en la actualidad ejercen como empresarios, en países como Estados Unidos, Panamá, Colombia, entre otros.

NOTIZULIA / Con información de El Impulso