¡APAGA Y VÁMONOS! Adán Chávez: El imperio mató a mi hermano

El hermano de Hugo Chávez, el constituyentista Adán Chávez Frías asegura que desde Estados Unidos le inocularon el cáncer al comandante supremo

El dirigente oficialista Adán Chávez aseguró este jueves que el Gobierno de Estados Unidos asesinó a su hermano, el fallecido presidente Hugo Chávez quien murió el 5 de marzo de 2013 tras sufrir un cáncer del que se desconocen detalles.

"A Chávez nos lo mataron, en algún momento podremos comprobarlo, ahora no tenemos pruebas suficientes pero hay evidencias, hay elementos y yo particularmente no lo dudo que el imperio mató a Chávez", aseveró el exministro ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Dijo que la muerte de Chávez así como las protestas antigubernamentales que han sacudido a Venezuela en los últimos años forman parte de "un plan muy bien establecido desde el gobierno norteamericano y sus aliados" para poner fin a la revolución bolivariana.

Este plan, prosiguió, ha sido "secundado por esos sectores opositores venezolanos" y "apoyado por sectores ultra derechistas de nuestra América y de otras partes del mundo" e incluye el fallido golpe de Estado contra Chávez en 2002 y varios "intentos de magnicidio".

"Si ellos pudiesen asesinar al presidente (Nicolás) Maduro lo harían, que nadie lo dude", remarcó.

Por ello, el constituyente consideró que todos los venezolanos, incluyendo a quienes se oponen al Gobierno, deben sentirse "víctimas de ese guion violento imperial" que busca "frenar este proceso de construcción socialista por la vía que sea".

La idea de la "inoculación" del cáncer a Chávez, acogida por varios defensores de la revolución bolivariana, la puso sobre la mesa el mismo líder venezolano en varias oportunidades durante los meses que padeció la enfermedad.

El propio Chávez llamó la atención sobre los diagnósticos de cáncer de varios líderes de la región entre los que se encontraba el expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva, la presidenta brasileña del momento, Dilma Rousseff, y el gobernante paraguayo de entonces, Fernando Lugo.

Maduro, que sucedió a Chávez en el poder, ha dicho antes que tiene esa "convicción" de que al fallecido gobernante le "inocularon" el cáncer que le causó la muerte. 

NOTIZULIA / Vía La Verdad