Julio Borges: Un gobierno acorralado recurre a lo único que le queda, la represión

Archivo

"Un gobierno acorralado recurre a lo único que le queda, la represión", expresó, este miércoles 19 de abril, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, a raíz de los disturbios registrados en Caracas durante una multitudinaria marcha que fue impedida por agentes antimotines, que dejó un muerto.

 

Los enfrentamientos entre la policía y manifestantes que les tiraban piedras estallaron en la autopista Francisco Fajardo y en varios sectores del oeste de Caracas, así como en ciudades de los estados de Zulia, Carabobo, Táchira, Mérida y Anzoátegui.

 

 

"Cuando hay un pueblo decidido a cambiar, no hay nada que lo detenga", agregó el presidente del parlamento en su cuenta en Twitter, @julioborges.

 

 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

 Cuando hay un pueblo decidido a cambiar, no hay nada que lo detenga. 

 

 

 

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

 Un gobierno acorralado, que recurre a lo único que le queda: la represión, el crimen, la violencia. 

 

 

 

En San Bernardino, noroeste de Caracas, un manifestante de 17 años murió de bala en la cabeza, alcanzado por disparos de hombres en moto que también lanzaron bombas lacrimógenas contra una concentración opositora, relataron testigos a la AFP. Otros lesionados se reportan en otros puntos del país.

 

 

En lo que la oposición prometió como "la madre de todas las marchas", la sexta en abril, miles de manifestantes exigen en Caracas y otras ciudades del país elecciones generales y respeto al Parlamento, único de los poderes públicos que no controla el chavismo.

 

 

"Hay que salir de esta dictadura. Estamos cansados, queremos elecciones para que salga Maduro del gobierno porque tiene al país destruido. ¡No tengo miedo!", dijo a AFP Ingrid Chacón, de 54 años, quien asistió a la marcha ondeando una gran bandera venezolana.

 

 

Los opositores salieron de una veintena de puntos de concentración y pretendían confluir en el centro histórico de Caracas, bastión chavista, donde ya miles de seguidores de Maduro vestidos de rojos se manifiestan.

 

 

Pero contingentes militares y policías bloquearon el paso en puntos estratégicos de Caracas como en las cinco protestas anteriores, que derivaron en choques con saldo de cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

 

 

"Estamos resteados (firmes) con Maduro por lealtad a nuestro comandante eterno", dijo a la AFP desde la manifestación oficialista Nancy Guzmán, docente de 50 años, al referirse al expresidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.

 

 

En lo que la oposición calificó como un plan para "intimidar" a la gente, Maduro activó un operativo militar y policial para "derrotar el golpe de Estado", del que acusa a la "derecha apátrida venezolana" y a Estados Unidos.

 

 

 

 Noti zulia /Panorama