ESPOSO DE LA ABOGADA ASESINADA: “No me dejaba ver a mis hijas"

Archivo

Dos motivos argumentó Luis Rafael Gutiérrez Morales, expareja de la abogada Olga Lucía Pineda Sánchez (28), para planificar con su hermano el asesinato de la jurista y de su exsuegra. La custodia de sus hijas y no querer perder ninguna de las propiedades que adquirió durante el matrimonio. "Ordené su muerte porque no me dejaba ver a mis hijas”, confesó durante el interrogatorio policial.

Tras haberlo atrapado in fraganti en la intimidad con su otra mujer, adentro de su propia casa, y luego de la golpiza que él le propinó, Olga Pineda decidió divorciarse. Su marido quiso ahuyentarla para lograr quedarse con el inmueble, en la calle 83, entre la tercera etapa de la urbanización La Victoria. Contrató a unos ladrones, estos vaciaron la casa, pero no encontraron a la jurista, había viajado a Valencia, detalló un oficial.

El litigio se tensionó cuando Gutiérrez se enfureció porque su exesposa no le permitía estar con sus hijas ni poseer la patria potestad sobre ellas. Fue en ese momento cuando la ira lo cegó y comenzó a planear el asesinato, así como el de su suegra, Ana Sánchez, quien es jueza del Circuito Judicial Penal de San Francisco.

Un asaltante aportó el dato para que cinco días después del crimen atraparan a los responsables. Cambió la libertad de sus secuaces por la suya. 

Gervasio Vera, director regional de la Policía científica; Osman Cardozo, comisionado de Polisur; y Rubén Ramírez Cáceres, director de la Mancomunidad Policial, brindaron ayer los detalles en una rueda de prensa. Los funcionarios se desplegaron en el barrio El Níspero, al oeste de Maracaibo, para dar con la captura de Luis y Jonathan Gutiérrez Morales, ambos hermanos, junto a sus cómplices, Osmel Darío López Montiel (22) y Carlos Javier Áñez Coy (18) tras allanar una vivienda.

Un conjunto de declaraciones de testigos y las experticias técnico-científicas incriminan a Luis Gutiérrez. La Fiscalía 2.° del Ministerio Público emitió una orden de aprehensión en su contra por el delito de feminicidio, explicó Vera.

Ríchard José González Azpúrua (27), alias el "Chivo", quien fue el autor material del homicidio al apuñalar a la abogada, se encontraba detenido en la sede de Polisur, hace seis meses por el delito de robo. 

A Carlos Javier Áñez Coy lo detuvieron por su participación en el saqueo a la vivienda y luego tratar de vender los bienes. Los delincuentes sustrajeron de la casa dos televisores plasma, dos computadoras, un acondicionador de aire, una laptop, una impresora, una pistola y varias prendas de vestir de la dama como collares, pulseras, joyas, calzado, entre otras. Será presentado en tribunales junto al hermano de Luis Gutiérrez por aprovechamiento de objetos provenientes del delito.

El arma homicida, presuntamente un cuchillo, con el cual fue apuñalada Olga, no ha sido encontrada. Reiner Antonio González González (22) se encuentra prófugo y es solicitado por el Tribunal. Los funcionarios informaron que ejecutarán allanamientos dentro y fuera del Zulia para dar con su paradero.

 

NOTIZULIA / La Verdad