Notizulia

TwitterYoutubeFacebook

horizontal-notizulia

“La Cangrejera”, una habilidad que se puede adquirir

  • PDF
Cangrejera-gra
  • Anterior
  • 1 of 2
  • Siguiente

"Mujer con cangrejera no se deja", es un refrán popular entre los hombres, mundialmente hablando. Pero sabemos las mujeres ¿de qué hablan los miembros del sexo opuesto cuando tocan este tema?


¿Qué es la cangrejera?, se preguntarán muchas, ¿tendré yo esa cualidad que tanto les gusta?

La “Cangrejera” o el “Cocomordán” como la habilidad de mover los músculos de la vagina de tal manera que, cuando están en el coito, realizan un movimiento parecido a una succión que resulta especialmente placentero para el compañero.

Esta afirmación es respaldada por Verónica Franco, médico ginecólogo, cuando expone que esta condición es un movimiento fisiológico e involuntario que las féminas producen durante el acto sexual y que, mediante algunos ejercicios, puede llegar a controlarse.

Otro especialista en la salud femenina,  Andry Fonseca, dice que las mujeres poseen un complejo muscular que “forra” la vagina. Éstos están llenos de fibras pubeo-coxígeas, que van desde el pubis hasta el coxis, y se contraen durante las relaciones sexuales comprimiendo el pene y “produciendo un placer inexplicable”.

Algunas investigaciones establecen que este músculo lo posee tanto el hombre como en la mujer ya que arranca en el hueso púbico y se extiende hasta el coxis.

Cuando una persona lo contrae se reduce la circulación sanguínea en la zona hasta que se relaja. Luego se produce un incremento del flujo sanguíneo hacia la zona genital, lo cual prolonga la erección en el hombre, y mejora la lubricación en la mujer.

Quienes manejan bien este movimiento, pueden disfrutar de una sensación distinta y plena y llegar a un punto superior de excitación.

Ejercicios para la cangrejera

A pesar de que explica que la “cangrejera” es una serie de movimientos involuntarios que se producen en los músculos de la vagina, el ginecólogo Hermann Pirela, no descarta la posibilidad que muchas mujeres logren tener el mismo efecto de manera voluntaria a través de los ejercicios como Kegel.

Esta práctica consiste en contraer y relajar los músculos pubeo-coxígeas, tratando de controlar ciertos movimientos de las paredes de la vagina, variando la presión e intensidad, en sesiones de 100 veces diarias.

Esta gimnasia sexual, puede realizarse junto a su pareja, efectuando los mismos movimientos y tratando de prolongarlos cada vez más, y con el correr del tiempo agregándoles intensidad en diferentes ámbitos sexuales.

Es fácil identificar cuáles son los músculos que se deben contraer. Detén voluntariamente el chorro de orina cuando estés en el baño. La musculatura en la que haces presión son los mismos que debes apretar durante el coito.

Después que manejes esta habilidad, realiza una rutina de ejercicios como la que haces un gimnasio: contrae la vagina fuertemente, cuenta hasta diez y luego relájala. Cuenta hasta 10 y vuelve a repetir el proceso.

Los ejercicios de Kegel tienen la ventaja de que puedes hacerlos mientras estás sola, acompañada, en el trabajo o si estás descansando. Nadie se da cuenta de que los estás haciendo.

También están recomendados médicamente para prevenir y tratar la incontinencia urinaria.

Redactora: Yoana Fuenmayor Giraldo ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla ) @yoanamfg