“Omarcito perdió todos sus lujos”

Archivo

Con la mirada preocupada y ojeroso, estaba el empresario Omar Barrios, ayer en la mañana, apoyado sobre el mesón de granito, del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Zulia.

Allí actualmente se encuentra detenido su hijo Omar Andrés Barrios Rojas, de 23 años, acusado de matar con una camioneta al estudiante de Medicina Paúl René Moreno Camacho, de 24, el pasado 18 de mayo.

El joven que tenía todo a manos llenas ahora se encuentra encerrado y apiñado en una celda, junto a unos 35 presos más. En su mayoría detenidos por homicidio, delito que le están adjudicando al muchacho y a su novia Liz Mary Hernández Paredes, de 20, quien iba de copiloto, el día que ocurrieron los hechos, en la avenida Fuerzas Armadas, rebautizada con el nombre del socorrista de la Cruz Verde, ultimado.

“No tiene lujos como se había dicho en un principio. Su crimen lo está pagando y lo seguirá pagando. Está en medio de puros desconocidos, que han cometido atrocidades. Sentado en el suelo, sobre sábanas sucias. No ha dormido. Tiene miedo. Perdió todos sus lujos a pesar de que sus padres le traigan ropa y comida”, expresó una fuente del cuerpo detectivesco a este rotativo.

Se espera la audiencia diferida el sábado y pospuesta para mañana, en tribunales.

NOTIZULIA/VF