Muere estudiante al chocar contra una barricada

Archivo

Manuel Ángel Villalobos Urdaneta, de 22 años, salió de su residencia en la urbanización Gilcón, cerca de la avenida La Limpia, en su Toyota Terios Nomada roja, el pasado lunes en la noche. Sin importarle las múltiples barricadas que encarcelaron a la ciudad por 10 horas, fue con un amigo a cenar, en Indio Mara.

Un tío que prefirió no identificarse, contó ayer frente a la morgue de Maracaibo, que cuando regresaban a la urbanización, se encontraron de frente un árbol, que al parecer estaba sembrado en la isla y fue cortado con la intención de bloquear la vía. Todo estaba muy oscuro, a la altura del Banesco de La Limpia.

Presumen que no lo vio, trató de esquivarla y por eso se volcó. Manuel Ángel murió en el acto. Su compañero, Víctor Heras, de 28 años, quien iba de copiloto, resultó ileso.

Cuando los familiares de Manuel llegaron al sitio, su cadáver tenía varias horas sobre el pavimento. Los bolsillos de su pantalón estaban de lado fuera. Quienes vieron los restos del vehículo y del joven en vez de ayudarlo se llevaron su cartera y la batería de la camioneta. 

Se conoció que el joven vivía con sus abuelos. Cuidaba de ellos y trabajaba haciendo transporte particular. Era el mayor de dos hermanos. La camioneta, que tras el accidente quedó en la otra vía, resultó en pérdida total.

Estudiante de Ingeniería

En el salón Cristo Rey de las capillas velatorias El Carmen, en Delicias, los familiares del joven velaron sus restos ayer en horas de la tarde. Los dolientes parecían serenos, pero no se resignaban a una muerte tan ingenua. “Cualquiera pudo ser, no es que no tranquen, entendemos la situación. Pero no es bueno dejar esta clase de cosas en la vía”, comentó un allegado.

La víctima estudiaba sexto semestre de ingeniería eléctricaSegún su tío, creció en un núcleo familiar bastante unido. Era el mayor de tres hermanos.

Su novia, desde hace seis años, también estaba en el acto fúnebre. Además de amigos y allegados que lamentaron el accidente.