Enemigos lo siguen desde Colombia para asesinarlo

Archivo

Ramiro González González, de 76 años,  se mudó de Colombia hace dos semanas para huir, presuntamente, de unos enemigos. El cambio de domicilio no fue un impedimento para que sus verdugos ajustaran cuentas, lo siguieron, esperaron hasta ayer en la madrugada su momento para tirotearlo. 

Quienes asumieron la investigación del homicidio contaron que al obrero lo interceptaron cerca del centro turístico Tortumena, en el municipio Machiques de Perijá Sus asesinos además de dispararle repetidas veces también lo apuñalaron. No descartan ninguna hipótesis, pero manejan el caso como una resistencia al robo.

Los cuerpos de seguridad se enteraron del homicidio por los vecinos. Aunque no pudieron aportarles mayores detalles les contaron que escucharon las detonaciones en la madrugada, pero nadie salió de sus residencias por temor. Esperaron hasta el amanecer para averiguar qué había pasado en su zona y encontraron el cadáver.

Los oficiales indagan qué hacía González en la localidad, si residía en el barrio 1 de Mayo de Santa Cruz de Mara. El cadáver lo trasladaron a la morgue forense para la necropsia. En un camión 350 llegaron uno 10 integrantes de la familia González  a la morgue forense para tramitar la entrega del cadáver e iniciar el funeral. Entre los González acordaron no dar declaraciones a nadie sobre lo ocurrido. El silencio los acobijó, uno que otro se limitó a llorar y a dejarse consolar en voz baja por alguno de sus acompañantes.  

 

NOTIZULIA / La Verdad