Le disparan en el corazón por una cartera y un celular

Archivo

De un balazo en el corazón asesinaron, el pasado miércoles en la mañana, a Armando José Contreras, de 21 años. Unos delincuentes lo interceptaron mientras caminaba por la calle 198 con avenida 129 del sector Praderas del Sur, parroquia José Domingo Rus del municipio San Francisco, para robarle sus pertenencias, como se negó lo mataron.

A las afueras de la morgue forense, la prima de la víctima, cuyo nombre no quiso revelar, hablaba con un funerario sobre el papeleo y la entrega del cuerpo. Hizo una pausa por un momento para atender a los medios de comunicación. Arregló su cabello y sonrió. Nada parecía disgustarle, lo único que sabía sobre el asesinato se lo había contado una tía por teléfono.

El muchacho salió de la casa de su hermana, en el sector Praderas del Sur, caminó cuatro cuadras hacia abajo, con rumbo a la residencia de su prima. En el trayecto unos antisociales lo abordaron, le exigieron que les entregara el teléfono celular, el reloj y la cartera. Su primo se negó, trató de negociar con ellos, no pudo y le dispararon directo al corazón.

El mecánico cayó herido sobre la calle. Agonizó en la vía, ninguno de los vecinos lo auxilió y murió. Su pariente presume que en ese momento le quitaron lo poco de valor que tenía. De los asesinos no se sabe nada, ni siquiera cuántos eran. Por lo menos su tía no le comentó esos detalles.  "Lo primero que hizo mi tía al enterarse fue llamarme", comentó la muchacha.

Los funcionarios de la Policía científica llegaron media hora después del homicidio, levantaron el cuerpo y lo subieron a la furgoneta con destino a la morgue. Durante el procedimiento, se dieron cuenta de que los delincuentes se llevaron todo. A la víctima la reconocieron los parientes que llegaron hasta el sitio.

 

NOTIZULIA / La Verdad