Cinco muertos y 11 heridos deja colisión en Mara

Archivo

El choque entre un camión del aseo urbano, placa A67AV1M, perteneciente a la Alcaldía de Maracaibo; y una camioneta Chevrolet marrón, placa A30BM2M, causó cinco muertos y 11 heridos, entre ellos una niña, de cuatro años. Todas las víctimas eran familiares y amigos y se dirigían a Maicao, Colombia.

El viaje comenzó ayer, a las 2.00 de la madrugada, en el sector Cuatro Bocas de Mara. En la camioneta se acomodaron 14 pasajeros y el conductor. A los pocos kilómetros, en la vía hacia Carrasquero, el chofer del camión compactador los colisionó de frente. Tras el golpe murieron Geidimar Paola García Ordoñez (4) y su madre, Keidi Margarita Ordoñez Cedeño (24); Deivi Romero (36), quien viajaba de copiloto; Érick Leomar Fleirez Romero (26), conductor de la camioneta; y Rosa Iris Medellín Aguirre (38).

Al sector se acercaron comisiones del Cuerpo de Bomberos, la Policía regional, Polimara y la Policía Nacional Bolivariana. Al Hospital Universitario de Maracaibo trasladaron a Saulo Danilo Morales Villalobos (33), Génesis Saray Acevedo Medellín (6), hija de Rosa Medellín; Jesús Acevedo (41), Rosa Cordero (21), Johnny Castillo (53), Radamés Ferrer (54), Genny Paz y un niño, de tres años. Mientras que en el Adolfo Pons recluyeron a Joelvis Acevedo (20), Jhon Ordoñez y Fanny Acevedo (49).

Los testigos denunciaron a los cuerpos de seguridad que quien manejaba el camión compactador iba con exceso de velocidad, los colisionó y se fugó junto a su acompañante.

Confusión y preocupación

“No sabemos bien qué sucedió. A nosotras nos avisaron como a las 3.00 de la madrugada. Ellos salieron de mi casa como todos los días”, comentó Claribeth Atencio, sobrina de Rosa Iris Medellín.

En la emergencia de adultos del Universitario esperaban noticias los familiares de los sobrevivientes. Su preocupación se reflejaba en sus rostros. Soria González, madre de Rónald (32) y Ronny González (25); explicó que sus hijos salieron a trabajar como todos los días y 10 minutos después de despedirse de ellos, le avisaron de lo ocurrido. 

Ronald sufrió fractura en una de sus costillas y en la cabeza, mientras que su hermano se encuentra totalmente inmovilizado. 

“Ellos venían a trabajar. A nosotros nos avisó su primo, Nerio Hernández (29) que también iba con ellos, pero él está fuera de peligro”.