Desaparece y lo hallan con tiros en La Cañada

Archivo

Cuatro días buscaron a Daniel Antonio Pineda Serrano, de 17 años, por Maracaibo y San Francisco. Su familia lo reconoció ayer en la morgue forense. Los funcionarios les explicaron que el cadáver lo recogieron con heridas de bala en La Cañada de Urdaneta.

Los Pineda explicaron que el muchacho salió de su casa y no avisó a donde iba. Unos vecinos se acercaron, el pasado miércoles, a su casa y acabaron con la angustia. Había hallado un cadáver en un sector cercano con las características físicas del adolescente.

La víctima tenía una herida de bala en la cabeza. Vestía camisa celeste, pantalón azul y gomas negras. El padre de Daniel desconocía las razones de su asesinato. Lo describió como un muchacho tranquilo. Trabajaba en Mercamara y no tenía malas juntas. Estaba a punto de ser padre.