Por venganza acribillan a hermano de un oficial

Archivo

Una ráfaga de disparos retumbó en la calle 48 D con avenida 161 del barrio Luis Aparicio, parroquia Domitila Flores del municipio San Francisco. Los dos asesinos de José Daniel Quintero Santos, de 34 años, hermano de un funcionario del Equipo de Respuesta Especial de la Policía regional, aprovecharon un bajón de electricidad para acribillarlo, el pasado martes a las 7.00 de la noche.

En la acera frente a la casa de rejas y paredes blancas era posible observar la sangre derramada por la víctima, la cinta amarilla colocada por los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica quedó tendida sobre el pavimento. 

Del otro lado de la calle, un vecino contó que el taxista conversaba con dos amigos cuando pasó por primera vez un Ford Fiesta azul junto a ellos, cruzó en la esquina y desapareció.

Al cabo de 10 minutos, el carro volvió a pasar, esta vez se detuvo, dos desconocidos se bajaron, caminaron hacia donde él se encontraba y le dispararon unas 18 veces. Solo siete proyectiles impactaron en su cuerpo: cinco en el rostro, uno la pierna derecha, el siguiente en el abdomen. En fracciones de segundos, el taxista había muerto.

Tras recibir una llamada telefónica anónima, una comisión de la Policía regional acompañada por los efectivos de la Policía científica, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y la Polisur arribaron al lugar para acordonar la escena del crimen, levantar el cadáver e iniciar las pesquisas. Hasta ahora el crimen se investiga como una venganza. Se indaga si el asesinato está vinculado a las labores como funcionario del hermano de la víctima.