Fallece mujer por tuberculosis en Retén de Cabimas

Archivo

Pese a las alertas encendidas por el registro de casos de tuberculosis en el Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas en la Costa Oriental del Lago, siguen los decesos por el padecimiento de este tipo de patología. Ayer una minuta policial confirmó la muerte de Liliana Vega Salazar de, de 27 años, quien contrajo tuberculosis pulmonar  y presentó neumonía avanzada  lo que provocó una insuficiencia respiratoria a las 12.00 de ayer y su inmediata muerte.

Este no es el único deceso por esta patología, en agosto falleció Panagottys Moreno, de 19 años, en su celda, luego de agonizar por tres meses. Mientras que abril ocurrió la muerte de  Ramón Enrique López, de 28 años,  quien estaba  detenido desde el pasado 25 de agosto de 2016 por el delito de actos lascivos. Según una fuente del recinto penitenciario  en el lugar habilitaron una celda de aislamiento, dónde permanecen los enfermos no solo con esa enfermedad sino  también con VIH.

La muerte de Kendry Gelviz quien fue el primero por fallecer tras padecer esta patología encendió las alarmas, al igual que la de Jesús Ramón Machado Silva, de 52,  quien también engrosa la lista de los fallecidos por  presentar tuberculosis pulmonar. En el retén conviven al menos  mil 300 reclusos y aunque representantes de la Secretaría de Seguridad y Orden Púbico Público ha realizado jornadas  sociales,  sus parientes creen que los reclusos no tienen la atención adecuada que amerita estos casos.

Según la ONG “Una Ventana a La Libertad”, la crisis carcelaria y el hacinamiento se deriva tras la clausura de la Cárcel Nacional de Maracaibo, en septiembre de 2013, y  la intervención del retén El Marite, en abril de este año.  Según un estudio realizado por esta organización,   se estima que en 300 por ciento se incrementó el hacinamiento en los calabozos de los centros de coordinación adscritos al Cuerpo de Policías del Estado Zulia, la Guardia Nacional, policías municipales y en las dos sedes de la Policía Científica dispuestas en Cabimas y Ciudad Ojeda.

Proyecto engavetado

En junio de 2014 anunciaron la consolidación del proyecto de construcción del nuevo Centro de Arresto Penitenciario en Cabimas. Lo hizo Jairo Ramírez, en funciones como secretario de Seguridad y Orden Público del Zulia. Sólo esperaban por un terreno. Evaluaron uno ubicado en el sector Punta Gorda, al sur de la Costa Oriental del Lago,  para iniciar la ejecución de la primera fase. Lo inspeccionaron y del tema no hablaron más. Engavetaron el proyecto que alentaba a los vecinos del sector La Misión que claman por la urgente reubicación del recinto.

El anuncio lo hicieron cuando la población penitenciaria en el otrora Retén de Cabimas alcanzaba un poco más de 500 reos  distribuidos en los pabellones A, B, C y  D, éste último poblado por las féminas  que superan el centenar. La infraestructura la diseñaron para matadero de ganado, no como recinto penitenciario. Tiene muchas fallas arquitectónicas y de logística, incluyendo que colinda con una estación de servicio.