Se carboniza al explotar una bombona de gas

Archivo

Después de agonizar por nueve días en la Unidad de Quemados del Hospital Coromoto de Maracaibo, Nelson José Marsella Vásquez, de 37 años, murió. Los galenos comentaron que no pudo soportar el dolor que le generaban las heridas de primer y segundo grado que tenía en el 80 por ciento de su cuerpo.

Sentado en uno de los muros rojos que rodea la morgue forense, Nelson Antonio Marsella comentó que su hijo intentaba instalar una bombona de gas doméstico; en el momento preciso en el que encendió la cocina se produjo una explosión. Las llamas lo arroparon a él y María Angélica Álvarez (38), su esposa. 

El Cuerpo de Bomberos se presentó en el sector Petare del estado Miranda, llegó a la casa de los infortunados para sofocar el fuego que amenazaba con arrasar las viviendas adyacentes. Rompieron la puerta principal, sacaron a los heridos, le aplicaron primeros auxilios y luego los trasladaron hasta el Hospital Miguel Pérez Carreño.

Ante la escasez de insumos, los médicos de guardia remitieron a la pareja al Coromoto donde permanece el ama de casa, los especialistas tratan de curar las quemaduras de tercer grado que tiene en el 52 por ciento de su cuerpo.