Policabimas liquida a dos ladrones de residencias

Archivo

Dos delincuentes ingresaron, ayer en la mañana, al conjunto residencial Villa Palmeras, del sector Delicias Nuevas, en Cabimas,  sometieron a una mujer, su bebé recién nacido y a la doméstica, para robar sus pertenencias, minutos después Policabimas liquidó a los roba casas. 

Fuentes ligadas a la investigación revelaron que los hombres aprovecharon cuando un carro salió del conjunto residencial para ingresar.  Los delincuentes vieron a la doméstica, la apuntaron con un revólver y una escopeta, luego la metieron en la vivienda.

Dentro de la vivienda, en la habitación principal, permanecía la propietaria de la vivienda junto a su bebé de apenas días de nacido. A las dos mujeres las maniataron mientras que los ladrones introducían los objetos de valor en un Toyota Corolla, blanco, placa AE469VV propiedad de la dama. Las víctimas estaban en shock, el bebé permanecía en buen estado de salud dentro de su cuna

Horas después los maleantes huyeron a toda velocidad en la unidad. Los vecinos salieron, vieron el portón principal abierto, se dirigieron casa de los afectados y hallaron el desastre ocasionado por los robaquintas, por lo que notificaron de inmediato a los organismos de seguridad. 

Tras minutos de búsqueda funcionarios de Policabimas dieron con el vehículo que poseía las características de la denuncia de robo a la altura de la avenida principal del sector Las Cabillas.

Los funcionarios actuantes le dieron la voz de alto a los robacasas, pero estos descendieron de la camioneta e intentaron correr para escapar de la acción policial al tiempo que disparaban en contra de la comisión, lo que dio inicio al enfrentamiento. En medio de la balacera ambos resultaron heridos y los trasladaron hasta una clínica privada donde los médicos de guardia certificaron el deceso.

En una furgoneta llegaron los cadáveres de los antisociales a la morgue del Hospital de Cabimas, quedaron identificados como: Roberto Antonio Piña Chirinos, 26 años, oriundo de Mauroa y Gabriel Cuicas. Se espera que sus familiares reclamen los cadáveres.