¡ESCÁNDALO! Madre vende a sus tres hijitas para pornografía

El CICPC incautó ropa interior de niña y material pornográfico

Así como la telenovela de las 9.00 de  Venevisión, un "amable" y simpático vecino escondía tras su apariencia la malévola iniciativa de hacer fotos y videos pornográficos con niñas y una degenerada madre permitió que sus hijas menores sirviesen de modelo para las fotos y videos pornográficos que este elemento realizaba en su apartamento situado en el bloque 3 de residencias Los Alacranes.

El joven de 29 años, identificado como Charvis de Jesús Campos Bellorín, tenía tres años laborando en una compañía de nombre Wifi_Venz, junto con otros dos aberrados, uno de los cuales se dedicaba a la edición y montaje del material que luego comercializaba en páginas web, mientras el otro sujeto grababa y fotografiaba a las menores.

La información fue recabada por la Unidad de Investigación adscrita a la Brigada de Violencia contra la Mujer y la Familia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), luego de practicar un allanamiento al inmueble del cual incautaron materiales y equipos utilizados en la producción pornográfica.

Fuentes ligadas a la investigación informaron  que al momento del allanamiento, Campos Bellorín se encontraba solo y fue detenido. Los sabuesos están a la espera que éste cante para localizar a los otros dos involucrados de quienes no se sabe su paradero.

El hallazgo

Una dama descubrió que sus tres sobrinas, menores de edad, fueron víctimas de pornografía infantil y acto seguido, introdujo la denuncia en la policía científica. La dama contó a los funcionarios que le extrañó sobremanera que la hija de su hermana, una niña de diez años, se ofreciera a pagar por unas compras que realizaron en el Centro Comercial Ciudad Alta Vista, en la localidad de San Félix, estado Bolívar.

La suspicacia llevó a la tía a interpelar a la pequeña quien le contó, sin mucho titubeo, que ella había obtenido el efectivo trabajando "de modelo". La dama, impávida, indagó con su sobrina sobre los detalles del trabajo que realizaba como modelo, la inocente "vomitó" los detalles de su trabajo y ello encendió las alarmas.

Rauda, la tía fue en busca de su hermana, la madre de la pequeña, para contarle la confesión que había recibido de su sobrinita y fue peor: La madre admitió que conocía perfectamente el "trabajo de modelo" de su hijita de 10 años que además involucraba además a sus otras dos niñas de 11 y 12 años.

La tía, quien se mantuvo en el anonimato, reveló a las autoridades que su hermana "admitió que llevaba a las tres pequeñas a casa del pervertido para la sesión de fotografías".

Una comisión de la Unidad de Violencia contra la Mujer y la Familia acudió a la residencia de la madre de las tres menores, identificada como Maryorie Beatriz Lugo Muñoz, de 32 años a quién se llevaron detenida tras procesarse la denuncia que su hermana interpuso en su contra.

Lugo Muñoz permitía que sus niñas menores fuesen "abusadas" en la producción fílmica y fotográfica de material pornográfico, pues de ello recibía un pago vía transferencia o en efectivo.

Incautaciones

Durante el allanamiento a la casa de Campos Bellorín, los investigadores incautaron laptop, cámaras fotográficas de alta resolución, cámaras de video, ropa interior femenina, trajes de baño, calzados y prendas en tallas pequeñas.

Campos Bellorín y Lugo Muñoz fueron puestos a la orden de la Fiscalía 10º del Ministerio Público. Labores de inteligencia enmarcadas en la investigación permitieron descubrir un conjunto de transacciones en moneda extranjera que ejecutaba Campos, lo cual abre la hipótesis de que éste podría pertenecer a una red internacional de pornografía infantil.

La comisión de este delito viola -entre otras legislaciones- la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración Universal de los Derechos del Niño, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención de los Derechos del Niño.

Las pequeñas serán sometidas a exámenes físicos y psicológicos a fin de proceder a elaborar un expediente bajo el cual se establezca una guardia y custodia de las tres menores por parte de familiares que estén en condiciones de ejercer la acción tutelar sobre ellas.

La noticia generó conmoción en los habitantes de Residencias Los Alacranes, en la localidad de San Félix, estado Bolívar. Vecinos comentaron a los funcionarios policiales que Campos Bellorín era un vecino amable y simpático que "jamás despertó" algún tipo de sospechas sobre la actividad que llevaba tiempo realizando en el interior de su apartamento.

Redacción Notizulia / Con información de Correo del Caroní