Rinden homenaje al CICPC asesinado en Cecilio Acosta

El comisario Antonio Cordero recibió un sentido homenaje en la División de Vehículos del CICPC

La congoja, indignación e impotencia brotaron en forma de lágrimas sobre las mejillas de familiares, amigos y compañeros de trabajo quienes conocieron y compartieron su vida con Antonio Cordero Ball, de 32 años, el detective del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que fue asesinado antier en un expendio de comida rápida situado en la avenida Cecilio Acosta, al norte de Maracaibo. Un sentido homenaje, recibió el agente en las instalaciones de la policía científica antes de su sepultura.

Los restos mortales de Cordero Ball fueron trasladados en caravana hasta la División de Vehículos, situada detrás de la urbanización Valle Claro, al noroeste de la ciudad y allí rindieron honres post mortem al funcionario caído.

Palabras elocuentes hacia la persona y trayectoria de Antonio Cordero se hicieron sentir en el Eje de Vehículos desde donde el féretro partió en carroza fúnebre hasta el camposanto Jardines del Sur, en el municipio San Francisco, donde recibió cristiana sepultura.

Sobre las investigaciones, hubo hermetismo por parte de los detectives, no obstante, manifestaron que están exitosamente encaminadas.

Redacción Notizulia