¡MASACRE! Asesinan a cuatro en la pista de baile de un bar

La policía levantó los cadáveres perforados a tiros salvajemente en el interior de un bar

El sector La Ceiba, en el vecino estado de Trujillo, amaneció conmocionado con la noticia de cuatro ajusticiamientos acaecidos el pasado lunes frente a un montón de testigos que compartían tragos en el frente del bar Brisas del Puerto, en el referido sector.

"Lo andaban buscando" informó una fuente ligada a la investigación. La víctima fue identificada como Marlon Benítez, quien laboraba como obrero de finca en dicho sector de la localidad andina.

Fue ajusticiado junto con otros tres jóvenes en la pista de baile en el interior del establecimiento: "Cuatro tipos armados llegaron y nos obligaron a entrar en el bar", describieron los testigos a los funcionarios de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Los testigos agregaron que observaron, mientras consumían licor frente al local, como los cuatro gatilleros llegaron a bordo de cuatro motocicletas y haciendo relucir sus armas de fuego. "Me le dan pa adentro, mirando pa' abajo, el que levante la cara pa' miranos lo quiebro aquí mismo a tiros", narraron los testigos a los investigadores: "Esa fue la orden que nos dieron y acto seguido lanzaron ráfagas de balas al aire, como para dejar claro que hablaban en serio".

Robo y crimen

Una vez adentro del local, los amenazados fueron robados: "Nos quitaron celulares, dinero en efectivo, relojes y cuanto pudieron llevarse".

Cometido el robo masivo, los maleantes ordenaron salir a las víctimas. Benítez estaba entre ellos, pero a él lo apartaron, mientras los demás salían del local. Otros tres adolescentes también fueron apartados junto con Benítez, lo que vendría para ellos no era bueno, se trató de sus últimos minutos de vida.

Todos laboraban en fincas cercanas a la localidad de Santa Apolonia, en Trujillo.

"Lo montaron en la pista de baile del bar y allí recibió alrededor de 20 detonaciones, principalmente en la cara, fue totalmente desfigurado a tiros" indicaron fuentes policiales actuantes en el procedimiento posterior al crimen.

Los otros tres adolescentes también fueron tiroteados. Dos menores de 15 años murieron en el bar y un tercero, de 17 años, pudo ser trasladado mortalmente herido hasta el Hospital de Sabana de Mendoza, donde murió horas después de su ingreso.

La policía maneja la venganza como móvil del hecho. Marlon Benítez dejó esposa y dos hijos menores. Laboraba en los camiones que cargan plátano en las fincas de la zona.

De los otros tres adolescentes, no se reveló información.

Hasta el momento, la policía reconstruye los hechos con el aporte de testigos y están tras la pista de los cuatro asesinos.

Redacción Notizulia