¡POR UN TERRENO! Desbarata a machetazos a niña de cuatro años

La foto habla por sí sola. Es el lugar donde fueron atacadas, madre e hija, resultando muerta la niña de cuatro años

Las recurrentes peleas, insultos y persecuciones terminó en desgracia para una familia humilde de un caserío cercano a la capital larense de Barquisimeto. Yolimar del Carmen Arroyo Andueza, de 22 años y su hija Iliannismar del Carmen, de 4 años fueron víctimas de un primo cuya posesión demoníaca lo llevó a tomar un machetico y tras observarlas dormir en el catre, se abalanzó con el arma sobre la niña hasta descuartizarla y matarla, acto en el cual hirió de muerte a la madre de la criatura que al verse al hombre encima, saltó en defensa de su pequeña y recibió severas cortadas en la cabeza y el cuello.

El asesino huyó del lugar al ver a la niña inerte en el suelo en medio de un charco de sangre. Como pudo, Yolimar salió gritando por toda la calle y pidiendo auxilio, pero en el acto se desplomó. Unos vecinos se apresuraron a llevar a las dos víctimas a un ambulatorio desde donde certificaron la muerte de la criatura y remitieron a su madre a un hospital en Barquisimeto, donde ésta se debate entre la vida y la muerte.

Terreno de la discordia

La pugna familiar comienza cuando muere el padre de Yolimar del Carmen. Una tía –hermana del padre de Arroyo- y unos primos discrepaban respecto a los linderos que supuestamente pertenecían a Yolimar.

Tras consecuentes discusiones, Yolimar decidió cercar su parcela, pero su tía recriminó que se estaba apropiando de mayor espacio del que realmente le pertenecía. No obstante, la joven madre siguió cercando sin saber que con ello sentenciaba su propia muerte.

Testigos y familiares de las víctimas relataron a la policía que esta tía y sus hijos “les hacían la vida imposible y las amenazaban por apropiarse de los terrenos”, pero la joven madre los ignoraba.

“Una vez entraron y le quemaron unas plantas de cambur –relató una testigo- y luego la persiguieron para atacarla, pero ella, en defensa, tomó un cuchillo y los amenazó, eso era peleas tras peleas”.

Momento fatal

El hecho se produjo en un sector conocido como La Vega a unos cuantos kilómetros de la capital crepuscular.

Familiares contaron a funcionarios de la Unidad de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC)  que unos días antes del crimen, Daniel enrique Mabel Arroyo (El Cuchi) de 21 años, primo de Yolimar del Carmen, intentó estrangularla, pero nuevamente la mujer logró zafarse y huir.

Sin embargo, el tercer ataque si fue definitivo. “El Cuchi”, machete en mano, esperó que amaneciera y cerca de las 8.00 de la mañana del pasado martes, entró al hogar de su prima y se dio cuenta que ésta aún dormía con su niña al lado y fue cuando enardecido las atacó con el arma blanca.

Denuncia desatendida

Miembros del Consejo Comunal del caserío contaron que la muchacha había denunciado ante la GNB y CICPC de El Tocuyo, a los dos primos por lo sucedido antes del crimen.

"Ella (Yolimar) se cansó de denunciarlos a todos ante la Guardia y la petejota, pero hicieron caso omiso a las denuncias, si hubiesen actuado como debían, esto no habría ocurrido. Ahora, después de muerta la niña ¿es que van a buscar a este monstruo para meterlo preso? eso no va a revivir a la criatura", espetó entre lágrimas una pariente de las víctimas.

NOTIZULIA