Raptan, matan, queman y tiran al basurero a niña de diez años

El cadáver de la pequeña víctima presentó una fractura craneal producto de un objeto contundente, según la autopsia

Los detectives del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) manejan nuevos datos en la investigación que se le sigue al caso abominable del hurto, asesinato y posterior quema del cuerpecito de una pequeña de 10 años de edad, cuyo cadáver carbonizado fue encontrado en un basurero en las adyacencias del barrio Integración Comunal.

El pasado martes, familiares de la pequeña víctima, identificada como Yisleidy Carolina González, de 10 años, reportaron su extraña desaparición y se activó de inmediato una comisión de las autoridades en su búsqueda, pero el jueves la policía efectuó una llamada a las tías de la menor –no se sabe nada sobre los padres de esta niña casi en situación de calle- para informar el horrible hallazgo.

Luego de intensa búsqueda, el cuerpo –carbonizado además- fue localizado en un basurero en la zona industrial de Maracaibo, por los predios del barrio Integración Criminal.

Este lunes, los investigadores informaron que el eje cuenta con un vídeo de seguridad a través del cual se observa el momento en el cual el cuerpo de la menor es arrojado al basurero desde una camioneta, hasta ahora sin características específicas descritas.

Una fuente de la policía científica detalló que se trata de “una camioneta modelo reciente y estamos tras la ubicación de este vehículo. Estamos muy optimistas con el desarrollo de la investigación y cerca de dar con los autores de este crimen”.

La policía está convencida que en este crimen hay dos o más implicados.

La desaparición

Tías de la menor, revelaron a los detectives y a la prensa que Yisleidi Carolina había salido con una primita para una escuela donde un vecino las inscribió, pues la pequeña estaba prácticamente en condición de calle.

En efecto, los habitantes del sector aseguran que Yisleidy se la pasaba caminando en la calle, pero jamás había desaparecido.

Una vez localizada la menor, su cuerpo fue trasladado por la Unidad Forense hasta la morgue donde se le practicó la autopsia en la cual se reveló que Yisleidy presentó una fractura craneal producida por un objeto contundente.

Tal revelación conlleva a los investigadores a presumir que sus victimarios la golpearon en la cabeza y luego echaron el cuerpo en el basurero para deshacerse del cadáver.

Los investigadores no precisaron si el video revela que las personas que la arrojaron en el basurero le prendieron fuego al cadáver, ese cabo en la investigación falta por precisar.

La policía sigue practicando algunas visitas, allanamientos e interrogatorios en relación con la menor, sus padres y su entorno.

NOTIZULIA