¡DRAMÁTICO AL EXTREMO! Despedida, tragedia y muerte

Desbaratado quedó el Aveo en el que viajaban madre e hijo cuando se estrellaron contra la baranda del Puente sobre el Lago mientras retornaban a Cabimas

La congoja ahogaba el llanto de Zaida Barboza desde hace varios días, cuando ya era inevitable que uno de sus hijos, uno de sus morochos, abandonaría el país para emigrar. Lo que no sabía la familia Calleja Barboza, es que la madrugada de ese jueves, la despedida terminaría en tragedia en el contexto de una dramática situación.

La madrugada del jueves, la familia Calleja Barboza, residente en Cabimas, Costa Oriental del Lago (COL) estado Zulia, viajó a Maracaibo para despedir a Gustavo Adolfo Calleja Barboza, de 32 años, quien viajaría por avión hacia el vecino país de Colombia.

Esa mañana, había una mezcla de tristeza con optimismo. Los apuestos morochos se daban palabras de aliento y su madre los acompañaba como siempre.

Gabriel José Calleja Barboza, también de 32 años, hermano del migrante y conductor del vehículo lo ayudó con las maletas esa madrugada, tomaron el café matutino y emprendieron la normal ruta desde Cabimas hasta Maracaibo.

Doña Zaida Barboza de Calleja, murió al acto en pleno Puente sobre el Lago luego que el vehículo colisionara contra las barandas de la plataforma. En el recuadro, su hijo Gabriel José lucha por su vida en el Hospital General del Sur.

“Me llamas en lo que llegues mijo, voy a estar pendiente”, le dijo varias veces doña Zaida a su muchacho Gustavo, mientras el otro morocho conducía.

Con las primeras horas del alba, Zaida y Gabriel despidieron a Gustavo, lo dejaron en el área de inmigración, donde la enorme cola de pasajeros aguardaba por la revisión correspondiente del equipaje. Ellos, los familiares de Gustavo, debían regresar a Cabimas para realizar las ocupaciones rutinarias y así lo hicieron.

Eran las 5.30 de la mañana y Zaida, de 61 años iba de copiloto en el vehículo, un Chevrolet Aveo, color blanco, placas AC827VA, cuando al pasar por la subestación 8 del Puente General Rafael Urdaneta,  Gabriel José perdió el control del automóvil de un modo que aún se investiga e impactaron fuertemente contra las barandas de la plataforma.

El fuerte golpe sacudió el vehículo y lo dejó desbaratado, ambos ocupantes sufrieron el impacto, solo que Zaida murió al acto producto de la fuerte contusión, mientras que su hijo se debate entre la vida y la muerte, desde el jueves, en el Hospital General del Sur.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) atendió el caso y en el lugar, los efectivos no lograron identificar al conductor que fue llevado al referido centro asistencial, luego se conoció la identidad de los implicados y rápidamente el caso se conoció en Cabimas estremeciendo a la población e impactando al entorno social de la familia Calleja Barboza.

El impacto no fue menos fuerte para Gustavo, quien recibiría la noticia al llegar a Colombia. Una fuente ligada a la familia informó que Gustavo estaría tramitando su regreso a Maracaibo para asistir al sepelio de su madre, no obstante la noticia no ha sido confirmada.

Gustavo Calleja Barboza estaría tramitando su regreso a Maracaibo para asistir al sepelio de su madre.

Sobre la salud de Gabriel José tampoco hay mayores detalles, pues la familia mantiene un hermetismo muy fuerte en la emergencia del Hospital General del Sur.

El desconsuelo y el ¿por qué?, se ciñen con fuerza sobre la familia Calleja Barboza y sobre sus amistades. Paz al alma de una madre buena, bondadosa y amorosa, tal cual fue descrita doña Zaida.

NOTIZULIA