Se fuga del retén vestido de mujer y dentro de un pipote de basura

Una intensa búsqueda se desplegó en el perímetro tras conocerse la huida del reo Jonathan Castillo Linares "El Jonatica" quien al parecer salió del retén de San Carlos vestido de mujer y dentro de un contenedor de basura

Si usaran se ingenio y creatividad para algo productivo y provechoso, el mundo sería distinto. Una insólita fuga se produjo en el retén de San Carlos del Zulia, al sur del Lago de Maracaibo por parte de un reo identificado como Jonathan José Castillo Linares, apodado “El Jonatica”.

El hecho se produjo el pasado martes 21 de agosto, cuando a la hora del conteo de rutina, el individuo, quien se supone que se encontraría durmiendo no apareció en el recinto penitenciario.

Fuentes policiales contaron que en la noche hicieron el último conteo y Castillo Linares estaba entre los detenidos. No obstante, a la mañana siguiente en el nuevo conteo, Jonathan no apareció por ninguna parte.

El equipo de emergencia hizo sonar las alarmas del retén para iniciar la búsqueda del reo, pero todo fue en vano. Autoridades presumen que se fugó el lunes por la noche-madrugada o el martes en horas de la mañana.

Ese día martes, se iniciaron los interrogatorios a los demás reclusos y entre las declaraciones salió la versión de haber visto a Castillo Linares vestido de mujer.

Una fuente policial detalló que “los mismos reclusos dijeron en los interrogatorios que se había vestido de mujer mientras que algunos funcionarios dijeron que salió en un pipote de basura aprovechando la oportunidad cuando el camión recolector que tiene acceso al retén llega temprano en la mañana a llevarse los desperdicios”.

Seis agentes del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (CPBEZ) quedaron detenidos por su presunta complicidad en la fuga mientras avanza la investigación y se determinan las responsabilidades.

Esta es la segunda fuga increíble que se registró en ese retén. En mayo de este año, el reo Andrés Cadavid, de 29 años, escapó  en un taxi, donde presuntamente llevaban una pizza. El aprendido estaba en el portón detrás de un oficial del CPBEZ quien iba a recibir la pizza, pero otros reos sometieron al funcionario y Cadavid aprovechó y huyó en el taxi.

NOTIZULIA