Ladrones roban 34 escuelas en el estado Zulia

Archivo

Durante lo que va de año los planteles escolares fueron víctimas de diferentes saqueos a las instalaciones que afectan la calidad de estudios de muchos niños y jóvenes, así como también al personal administrativo, profesores y estudiantes.

En el período escolar 2016-2017 se registra cerca de 34 escuelas robadas o saqueadas. Las dejaron sin bombas de agua, ventanas, puertas, aires acondicionados y material administrativo, lo que dificultó seguir con las clases de manera regulares. 

Neuro Ramírez, autoridad única de Educación en la región, asegura que no cuentan con las autoridades competentes para garantizar la seguridad de las escuelas. “Quisiéramos contar con su ayuda para que no sucedan esos robos irregulares”. 

Señala que poseen vigilantes que son pagados por el Ministerio para la Educación, quienes custodian los planteles, pero sin obtener armamento. “Hay casos donde roban las escuelas con el vigilante adentro. Ellos no le hacen frente por no tener un armamento, por ende se les denomina vigilantes preventivos. No se tiene los policías necesarios para colocar una cantidad en cada instituto y garantizar su seguridad, lo que poseemos es un resguardo de los cuerpos policiales que hacen recorridos por las comunidades donde se encuentran estos centros de educación”.

De apoco 

Gualberto Mas y Rubí, presidente del Sindicato Unitario del Magisterio del estado Zulia (Suma), comentó que en este momento se realiza un estudio que certifique el número de planteles saqueados por antisociales en el estado Zulia, puesto que las actividades escolares concluyen el día 14 de julio. "Hay un modus operandi que utilizan los maleantes para el robo de una escuelas. Primero sustraen el cableado eléctrico, según las denuncias que se realizan cuando suceden casos como estos; las computadoras, impresoras, acondicionadores de aire, es lo que mayormente roban". 

Destacó que es común las acciones de odio en las escuelas. El destrozo de material de papelería útil para la escuela retrasa las clases. “El Ministerio y Gobernación no restituye de inmediato eso que se perdió en los planteles, sino que por el contrario pueden pasar meses y por eso se convierte en una penuria al no poseer material administrativo”.  

Además afectan a los estudiantes por no mantener un horario específico de clase, sino un horario escalonado de 7.00 a 10.00 de la mañana y de 1.00 a 4.00 de la tarde. “Muchas veces se suspenden las actividades porque no hay condiciones para seguir adelante, esto trae como consecuencia una matrícula escolar que se cierra en las peores condiciones de los últimos 10 años de la historia de Venezuela”. El dirigente docente explicó que estas fallas se conocen como “ausentismo escolar y ausentismo profesional”.

Expresó que en la actualidad la seguridad, que es el elemento que debemos manejar los venezolanos, no se aplica, ya que hoy día se habla más de inseguridad que de seguridad. “Indudablemente este año escolar supera con creces la inseguridad de los planteles porque hay varias modalidades que hablan de inseguridad". Indicó que el ir a los centro educativos representa un peligro. "Es allí donde comienza el calvario de los docentes por no poseer vehículos propios. Luego los planteles son interceptados en horas pico, se puede decir que en plena entrada o salida". 

Señaló que la carencia de patrullas propició la inseguridad que acontece en el estado Zulia. La oscuridad reinante de las calles traen las mismas consecuencias. "Los antisociales puedan entrar en los planteles, porque quedan sin vigilancia y los pocos que la mantienen o están desarmados o son amordazados para que los ladrones logren sus objetivos”

Contingencia 

Elías Jaua, ministro de Educación, implementó para agosto un plan vacacional para todos los planteles escolares. “De acuerdo a lo anunciado por el ministro hay un personal específico que será el encargado de las actividades recreativas, para todos aquellos niños y jóvenes que durante las vacaciones escolares necesitan espacios como la escuela y las canchas. Eso alivia en gran parte la preocupación de la soledad de los planteles".

Al gremio educativo le preocupa que no se dijo cómo hará la comunidad para defender las escuela de los malhechores en las noches y madrugadas. "Es una oportunidad para que la comunidad se integre al plan de vigilancia que debe asumir las autoridades competentes. La Zona Educativa, la Policía y las comunidades se sumarán a esta medida de seguridad a favor de las defensas de las escuelas públicas en estas vacaciones”, expresó Mas y Rubí.

 

NOTIZULIA / La Verdad