“Siento que esta, es una victoria amarga”

Archivo

Llegó vestido con jean y camisa blanca, con la misma ropa con la que trabajó en campaña para conquistar su triunfo. En un acto y ante cuatro representantes de la Junta Electoral Regional, recibió la credencial que lo proclama como el Gobernador del Zulia número 37. 

Con la totalización de tres mil 743 actas, Juan Pablo Isidoro Guanipa Villalobos obtuvo 696 mil 353 votos que representa el 51,62 por ciento sobre su contrincante, Francisco Arias Cárdenas. 

Recibió el documento y gritó “¡Qué viva el Zulia!” en un acto en el que el espacio se quedó pequeño. “Todavía estamos en traje de pelea. Será cuando hagamos la juramentación ante el Consejo Legislativo del estado Zulia que es como lo establece la ley, cuando me pinga un flux”.

Se tomó el tiempo para agradecer a todos los que lo apoyaron: A los electores, a los partidos políticos, a los empresarios, a los diputados de la Asamblea Nacional y del CLEZ y a los gremios. “Siento emociones encontradas, porque esta es una victoria amarga”. 

Agradeció a su familia y a su esposa Begoña de Guanipa, a sus hermanos y a su madre. “Corina me dijo que este triunfo era gracias a Dios y gracias a ella porque me trajo al mundo. Yo le dije que también gracias a Manolo (su padre), porque echó la ayudaita”. 

En este momento se le quebró la voz: “Seguro que desde el cielo, Manolo está contento”. 

Los resultados

Este será un gobierno de coalición política, prometió el Gobernador del estado. Y contó que cuando estaba escuchando los resultados dijo: “Qué tristeza, porque esa no es la realidad de Venezuela. Venezuela está en la calle buscando cambio y esa sí es la realidad”. 

Está convencido de que el porcentaje que lo adjudica como primer mandatario regional, no es el verdadero. Los números son mayor, dijo Guanipa. “En Zulia tuvimos una victoria de gran magnitud y así sería que con todo lo que hicieron, no pudieron declarar al otro”. 

Lamentó que en el Consejo Nacional Electoral “actúen en función de torcer la voluntad de un pueblo”. Habló de la “crisis profunda” y de cómo la crisis “se metió en la casa de cada uno”. 

Recordó las encuestas que lo dieron como ganador y de las trabas que impusieron desde el CNE para que los electores no acudieran a cumplir con su derecho. Pero agradece que el Zulia lo apoyó “y por eso me comprometo a no fallar”. 

El Plan de los 100 días

“Tenemos que dedicarnos a lo que viene y activar con el Plan de los 100 días y atender la emergencia de alimentación. Porque ya basta que mueran niños y adultos de hambre” dijo el recién electo Gobernador del Zulia. 

La gente quiere calidad de vida, dijo Guanipa y vivir mejor. “Es inaceptable el hambre, no podemos permitir que la gente siga viviendo así”.

Se comprometió a atender las emergencias y le pidió a la gente que sea soporte y le diga cuando las cosas vayan mal. “Llegó el momento de no hacer gobiernos tan verticales, sino más horizontales”. 

Las llamadas

“Anoche recibí dos llamadas. Una del Gobierno nacional y una de Arias Cárdenas. Fue una llamada cordial en la que me dijo que respetaba los resultados y que desde ya comenzaba los trámites administrativos para que yo pudiera asumir la Gobernación del Zulia. 

La llamada del Gobierno nacional en un principio fue cordial y luego hubo tensión. El funcionario me enviaba felicitaciones de parte del presidente Nicolás Maduro y que estaba dispuesto a trabajar en conjunto. Entonces yo le dije que el pueblo la está pasando muy mal y esa es una realidad objetiva. El funcionario dijo entonces que la está pasando mal por la guerra económica. Le dije que la estamos pasando mal porque acabaron con el aparato productivo del país y comenzaron a comprar cosas afuera porque tenían dólares en el bolsillo y pusieron a comer cable al pueblo. 

Fue una conversación respetuosa donde cada quien expuso su punto de vista y eso es la democracia”.