“Si tengo que hablar con el presidente Maduro, lo haré”

Archivo

Abogado y periodista, Juan Carlos Fernández es el candidato de Un Nuevo Tiempo (UNT) para la Alcaldía de Maracaibo. De la mano de Manuel Rosales para la Gobernación del Zulia y con el apoyo de toldas como Avanzada Progresista (AP), Copei y Unidad Visión Venezuela, ofrece su trayectoria en las comunidades para un cambio en la ciudad.

Su inclinación opositora no le impide asegurar que está dispuesto a hablar directamente con el presidente Nicolás Maduro. “Yo me opongo a su gobierno, pero no es mi enemigo; él es el Presidente del país y yo seré el próximo alcalde de la ciudad más importante de Venezuela después de Caracas (…). Si no me puedo meter por la puerta, me meteré por la ventana (…), porque primero está la gente”.

En entrevista con La Verdad, no dudó en decir que lo primero que hará en caso de ganar este 10 de diciembre, será “dar gracias a Dios y a La Chinita”. Su primera acción será el programa Desafío Maracaibo, un plan para los primeros 100 días de gestión, en los que exigirá que el Ejecutivo nacional devuelva las competencias de Polimaracaibo y del aseo urbano a la municipalidad.

- ¿Por qué cree que le devolverán las competencias de las paramunicipales a usted, cuando se lo negaron a Eveling de Rosales, que es de su mismo lineamiento de partido?

- Por sentido común. El Gobierno se ha atrapado en su propia madeja, sabe que no pudo cumplir, que ese sistema de transporte tan bueno de los autobuses rojos, lo dejaron abandonado. El Metro funciona con un solo vagón prácticamente. No soy enemigo del presidente Maduro, fui su amigo y su compañero de lucha hace como 20 años, y espero rescatar una relación de sentido común, por la ciudad. Me voy a entender de Presidente a alcalde, también lo haré con el ministro Néstor Reverol, y si no me puedo meter por la puerta, me meteré por la ventana, pero tengo que lograr eso.

- Habla de rescatar esa relación, pero ¿sí cree que haya voluntad por parte del Gobierno?

- La voluntad la impone la realidad, no los buenos deseos y el Gobierno tiene una realidad muy compleja.

- ¿La realidad obligará al Gobierno?

- La realidad lo va a obligar a entrar por el brete de la Constitución y del sentido común. No tengo duda de que eso va a suceder. Aquí vamos a tener cambios y los cambios están muy cerca.

- ¿Cuál es la realidad de Venezuela y de Maracaibo?

- Es una situación caótica y compleja, aunque no veo lo catastrófico, porque no quiero ver mi mundo así, veo a un país y una ciudad que tiene la potencialidad para recuperarse”.

- ¿Le teme a un voto cruzado con gente que vote por Manuel Rosales para el Zulia, pero que al mismo tiempo lo haga por el oficialismo en Maracaibo?

- Quien debe temer al voto cruzado es el Gobierno. La gente votará por Manuel Rosales y por Juan Carlos Fernández, porque frente al hambre, a la inseguridad, a la catástrofe y la violencia, nosotros representamos el cambio, la solidaridad, el afecto, la obra pública. En todas las caminatas me he encontrado un chavismo con Juan Carlos y con Manuel.