¡HORROR! Aumenta profanación en el Corazón de Jesús (Fotos)

En el cementerio Corazón de Jesús no hay el más mínimo respeto y reina una total indiferencia de la municipalidad

El problema del centenario cementerio Corazón de Jesús no es novedad, pero si indigna que tan añeja situación, lejos de resolverse se agrava. Familiares viven en zozobra sin saber si los huesos de sus seres queridos que se durmieron para la eternidad siguen reposando en sus respectivos panteones o si fueron profanadas sus tumbas por brujos sinvergüenzas, santeros y hasta mercaderes.

El periodista Lenín Danieri retrató una vez más esta realidad. Sus fotografías son elocuentes y hablan por sí solas. Colegas y familiares de fallecidos sepultados en este camposanto expresaron vía Facebook su preocupación e informaron además que no solo ocurre en el Corazón de Jesús, sino mencionan el cementerio El Cuadrado, situado en el sector Saladillo, diagonal al diario Panorama, en pleno centro de la ciudad y más allá lo que ocurre en el Cementerio Municipal de Cabimas, donde al parecer, inescrupulosos, irrespetuosos delincuentes llevan a cabo la misma práctica.

¿Dónde están las alcaldías, dónde están las autoridades de la municipalidad a quienes corresponde resolver?

Así lo reseñó Danieri en la publicación hecha por la red social: "El cementerio Corazón de Jesús en Maracaibo se ha convertido en una especie de osario a cielo abierto, más del 90% de ellas han sido robadas y profanadas".

"El camposanto es un espacio con poca vigilancia, el mantenimiento brilla por su ausencia. "Esto lo hace el lugar ideal para todo tipo de fechorías. Quienes van a visitar a un ser querido ya difunto, deben retirarse del cementerio antes de la una de la tarde, de no hacerlo la única seguridad que tienen es la del atraco, comentaba Nelson Ríos, quien hablaba sobre el robo de la osamenta de una tía".

"Es que ni los muertos se salvan de la delincuencia, los saqueadores de tumbas buscan oro y objetos de valor dentro de ellas. Otros se llevan los restos anatómicos para venderlos a quienes los usan con fines académicos y hasta religiosos".

"Urnas en la calle, los restos de las exhumaciones están a la vista de todos, es el panorama recurrente en el Corazón de Jesús. Quienes limpian las áreas piden a los parientes de los deudos, les paguen en efectivo, esto pone en aprietos a más de una familia por la falta de papel moneda".

"Lo más espeluznante es que la práctica de robarse los restos para hacer brujerías ha repuntado en los últimos años y ya comienza a dejar de sorprender a muchos", expresó una colega periodista que radica en la Costa Oriental del Lago.

Vía Facebook, Karla Sandor Rincón expresó: "Tengo a mis familiares allí, estoy fuera del país y anhelo que mis hermanos se presenten en el cementerio a certificar que los huesos de nuestros familiares se encuentren en ese 10% que no ha sido profanado y esperando en Dios que así sea..."

Ana Isabel Núñez comentó en la misma red social: "Colega Lenín Danieri, lo invito a visitar el Cementerio Municipal de Cabimas, que para nadie es un secreto que "hoy" te sepultan y al mes tu cadáver ya no tiene urna. Lo invito a que visite el campo sacro para que registre lo que no solo se vive en Maracaibo si no en el resto de la COL. Lamentablemente ya ni después de muertos, los vivos pueden ir a llorar a sus familiares, porque como le digo a un compañero entre risas y bromas " si nos matan es triste,porque un día tenemos urna y a la semana nos las roban". Así estamos.

La exigencia fuerte es a las autoridades competentes, a la municipalidad en Maracaibo, Cabimas y donde exista un cementerio municipal a custodiar estos espacios, pues no solo se trata del irrespeto de la profanación y uso de huesos ajenos, lo cual ya es un delito capital, sino que se convierte en un serio problema de salud pública.

 

Ernesto Ríos Blanco / Con información y fotos de Lenín  Danieri