¡OTRO GOLPE! Choferes piden nueva discusión de tarifas

Archivo

Agotado, así está el transporte público marabino. Rubén Esis, vocero del Directorio Único de Transporte del Estado Zulia (Dutrez) y presidente de la Central Sindical Noroeste de Transporte del Estado Zulia, manifiesta que ya consumieron las vías de presión, el diálogo, las estrategias de trabajo y están a solo 20 días del colapso.

“Los gremios de transporte hemos agotado todas las instancias y recursos disponibles para lograr medidas alternas que sirvan de complemento para que el servicio no dependa directamente de la tarifa para subsistir, pero ha sido imposible”, detalla en transportista.

En el transcurso de hoy, presentarán por escrito la solicitud para instalar una mesa de trabajo, para revisar nuevamente la tarifa de transporte urbano de Maracaibo. La solicitud obedece a la imposibilidad de poder seguir prestando servicio con las tarifas vigentes: autobuses 2.500 bolívares y porpuesto 2.600 corto y 3.000 largo.

La petición es un incremento del 60 por ciento para autobuses que quedaría en 4.000 bolívares y del 100 por ciento para carritos, que están solicitando 4.000 bolívares corto y 6.000 bolívares largo.

“La tarifa que fue aprobada en la discusión pasada resulta insuficiente, por eso fue rechazada por los gremios de transporte. El 25 de enero le pedimos al alcalde de Maracaibo, mediante un recurso de reconsideración interpuesto, que se modificara el decreto, pero no hubo respuesta a la solicitud.

Colapso en 20 días

Esis explicó que el reciente aumento de salario generó de manera inmediata el alza en todos los rubros vehiculares. “Esto hace imposible el sostenimiento del servicio por mucho tiempo, porque vehículo que se para y sale de circulación por razones mecánicas no vuelve más a sus labores”.

El transporte público que se encuentra operativo está trabajando a perdida, según Esis. “Estamos destinados a desaparecer por completo a la vuelta de unos 20 días. Es imposible hacer el mantenimiento a las unidades dado los altos costos en los precios de los insumos automotrices. No es posible reunirnos con el gobernador Omar Prieto, a pesar de que suspendimos las acciones que se habían aprobado en búsqueda del dialogo”.

El vocero del gremio sostuvo que “no hay a donde ir, sólo dependemos de la tarifa como única forma de sostén del transporte, y allí nos mantendremos hasta tanto el gobierno nos brinde otra alternativa sustententable y permanente en el tiempo”.

Subida de tono

A mediados de febrero, cuando los transportistas amenazaron con tomar dos días de parada en la semana para proteger los vehículos del desgaste y presionar para obtener un incremento en la tarifa, recibieron de parte del gobernador Omar Prieto, una respuesta “subida de tono”. Palabras que hablaron de “meterlos presos” y que lograron “asustar” a quienes estuvieron presentes durante el diálogo. Hoy día el tono se suavizó, pero queda el estigma de la injuria y la calumnia del que fueron víctimas algunos representantes del gremio.