¡EN RIESGO LA PAZ! Caos eléctrico aviva protestas nocturnas

Zonas residenciales del norte y noroeste de Maracaibo siguen siendo escenarios de protestas desde el lunes por la nueva modalidad de racionamiento que aplican a la población

No hay excusas. Nada de lo que digan las autoridades vigentes será bien recibido y visto con la “calma y comprensión” que cínicamente piden a la maltratada población. Los cortes de 12 horas diarias distribuidas en bloques de tres por días sigue siendo el detonante para que la protesta en forma de guarimbas regrese al escenario social y la “santa paz constituyente” que pregona el Gobierno llegue a su fin, pese a las amenazas del actual Ejecutivo regional de “meter preso” a quién manifieste. La gente, cada vez más impotente e indignada ya le está sabiendo a chirimoya las amenazas ante la persistente ineficiencia y el empeoramiento del servicio eléctrico.  

“No he podido dormir, ayer se me fue la luz tres veces, de 6.00 de la tarde a 10.00 de la noche, después de 11.00 de la noche a 2.00 de la mañana y la última vez desde las 3:00 am hasta las 6:00 am, quién descansa así, mi niña  no fue a clases porque no descanso, ya es el segundo día que no va, hasta cuándo”,  declaró Maribel Rincón habitante de la Padilla.

Apagones dos a tres veces por día, con duración de tres  horas o más azotan a Maracaibo. Como Maribel miles de  marabinos debieron resistir dos y hasta tres cortes en un mismo circuito, violando así el cronograma de Corpoelec que se ha vuelto un saludo a la bandera.

El hartazgo llevó a que se produjeran focos de protestas la noche del lunes en diversos puntos de la ciudad de usuarios cansados del caos eléctrico. En Cecilio Acosta se generó quema de cauchos y cierres de vías, a estas acciones se le sumaron los sectores El Tránsito, San Jacinto, La Victoria y 18 de Octubre.

En horas del mediodía de ayer zonas circundantes al epicentro de protestas en Cecilio Acosta se les volvió a ir la corriente.

“Como es posible que en menos de 24 horas quiten la electricidad, uno no descansa ni se prepara bien para el siguiente día, además uno pierde de hacer sus quehaceres por compensar el sueño, saliendo tarde a la calle se dejan de hacer muchas cosas”, expresó Nestor Bozo del sector Delicias.

En el municipio Jesús Enrique Lossada también hubo descontento por el continuo racionamiento eléctrico, el cual no se fija a ningún cronograma publicado por Corpoelec.

Mentiras y quejas

Versiones no oficiales apuntan a que la planta Termozulia encargada de abastecer una parte de la demanda de la región, actualmente no genera a su máxima capacidad, no obstante, la Gobernación anunció trabajos para la pronta incorporación de 150 megavatios en la planta TZ5.

“Se me han quemado los corotos por culpa de los bajones, estos horarios sin aviso perjudican a uno, si hicieran bien las cosas esto no ocurriría”, manifestó Mayela Semprún quien debe lidiar con su hija de cuidados especiales ante el intenso calor.

Otros afectados son los estudiantes, como es el caso   de la institución educativa Martín Luther King en Primero de Mayo donde el personal docente se vio en la necesidad de llamar a los representantes para que recogieran a sus representados a las 10.00 de la mañana ante la ausencia de luz. Seis horas de clases dejaron de ser impartidas.

Esto indigna más

Por otra parte el Alcalde Willy Casanova llamó a la calma frente a las protestas: “Hay un problema en la zona andina que afecta el sistema interconectado nacional y genera saturación en el sistema de autogeneración en el estado Zulia.  Entendemos el problema eléctrico, pero se agrava si salimos a la calle a protestar, a quemar basura, a generar trancas en las vías, a generar incertidumbre e incomodidad”.

“Perdone señor alcalde, incertidumbre e incomodidad generan ustedes como Gobierno engañando al pueblo y sometiéndolo a esta humillación. El problema del cual habla en la zona andina es por falta de mantenimiento y de inversión en los tendidos eléctricos y en las plantas generadoras. Nosotros pagamos los platos rotos de una ineficiente y corrupta gestión que engaña con una gran sinvergüenzura creyendo que nos vamos a comer ese moj….n de que nuestras plantas están produciendo, o corrigen la lavativa ya o la gente va a salir en masa a quemar lo que nos dé la gana”, expresó fúrica Alismar Ojeda, vecina del sector Amparo.

NOTIZULIA / Con información de Panorama