ZULIA: Reconocen que minería digital golpea al servicio eléctrico

Mineros de petro y bitcoin colapsan el débil sistema eléctrico con la enorme demanda de electricidad que supone esta actividad virtual que también ha afectado el servicio de Internet

Los frecuentes y prolongados apagones que castigan a los marabinos no cesan. Las quejas han sido interminables hasta el punto que el gobernador del Estado, Omar Prieto reconoció ayer en su cuenta en twitter que la minería “ilegal” ocasiona sobrecarga en el sistema eléctrico.

“También, estamos corrigiendo la minería digital ilegal, que ocasiona sobrecarga en el sistema eléctrico.

Queremos apoyar esta actividad económica con Criptolago en un marco jurídico y seguro. Incluso, el Pdte. @NicolasMaduro aprobó casa de cambio para apoyar al minero en Zulia”, anunció Prieto en su cuenta @OmarPrietoGob.

El Gobernador tiene un twitt permanente que expresa textualmente: “seguimos trabajando arduamente para estabilizar el sistema eléctrico. Avanzamos en seis frentes de trabajo y aprovecharemos la visita al Zulia del Pdte. @NicolasMaduro para proponer la construcción de otra termoeléctrica. Estamos enfocados en alcanzar la confiabilidad del servicio”.

Mientras, se atiende este problema en sectores de Maracaibo, como: Valle Claro, Ciudadela Faría, Haticos, Los Estanques, Mara Norte, Monte Bello, San Jacinto, Milagro Norte, Panamericano, San Miguel,Sierra Maestra, Pomona y Urbanización Santa María sufren hasta tres cortes  diarios, que varían: entre tres y cinco horas, cada uno.

Los afectados comentan que recientemente el gobernador anunció que la crisis del servicio eléctrico se resolverá en dos meses, pero pasan los días  y la situación tiende a agravarse.

Comentar con el vecino por cuántas horas se fue la luz en tu sector, es un tema obligado.

“Pasamos 48 horas sin luz. Al fin, el jueves llegó a las 8:00 de la noche, pero a la 1:00 am quedamos a oscuras de nuevo. A las 6:00 am nos dieron una ‘limosna’ de energía”, precisa, desde Integración Comunal, Donaira González.

Para ella, la parte más dramática de las interrupciones del servicio, además del calor y tener que dormir en el suelo, son los zancudos. “Por aquí hay muchos casos de dengue, ya dos de mis sobrinas cayeron. No tenemos más opción que salir al porche a exponernos, es eso o morirnos ahogados”, afirmó.

Yenis Suárez, de El Potente, comentó a este rotativo que el jueves –cuando ocurrió el apagón general en Zulia por unos trabajos en subestaciones– pasó sin electricidad parte de la mañana y, luego, desde las 11:00 am hasta las 7:00 pm. “Por lo menos nos dejaron hacer la cena y bañarnos. Después se volvió a ir a medianoche y vino a las 5:00 am. Esto es un martirio”, expresó.

Otro de los problemas que enfrentan los zulianos con las constantes interrupciones del servicio eléctrico es la inseguridad ya que los maleantes aprovechan la oscuridad para meterse en las viviendas y cometer sus fechorías.

Por eso hay denuncias de casas que al amanecer se quedan sin techo, sin ventanas y hasta sin puertas. De este modo “despiertan” algunas viviendas tras los cortes eléctricos que se extienden, en algunos sectores de la entidad, por toda la madrugada. El calor, los zancudos y la comida descongelada pasan a un segundo plano cuando la delincuencia está al acecho. La zozobra solo disminuye cuando amanece, porque al menos cuentan con luz solar.

Delvis Tinedo, habitante del sector Santa Mónica, de San Francisco, está en guardia toda la madrugada, cual policía de turno. No le pierde pisada al ruido más mínimo. No duerme.

Al mismo trasnocho están sometidos en áreas de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, como Bella Orquídea, Villa Chiquinquirá y Tierra Turística. Los vecinos aseguran que los hampones ingresan a las residencias y amordazan a todo el que esté presente.

El sector comercial también se queja. Yoleida Suárez, propietaria de un ciber en el casco central, lamenta trabajar “a merced de los apagones”. Indica que, ayer, estuvo tres horas sin electricidad.

NOTIZULIA / Vía Panorama