Monseñor Ubaldo Santana llama a evitar toda violencia

Archivo

El obispo llama a los organismos de seguridad a que respeten las protestas y a los que manifiestan a que no utilicen de ninguna manera la violencia. La situación que vive Venezuela necesita de más rodillas, afirma el arzobispo de Maracaibo

El monseñor Ubaldo Santana, obispo de la Arquidiócesis de Maracaibo, cree que la crisis que vive Venezuela necesita de más rodillas, más oración, y también de mucha cabeza clara y firmeza para no decaer en la búsqueda del bien común. “Dejemos que el juego democrático se cumpla plenamente”.

El obispo envió un mensaje tanto a los venezolanos que protestan en la calle, así como a los organismos de seguridad del Estado que reprimen las manifestaciones: “Hay que decirles a las fuerzas de seguridad que respeten las manifestaciones pacíficas que se están llevando a cabo y hay que decir a los que manifiestan que no utilicen de ninguna manera la violencia”.

Recalcó que en el país hay graves problemas que resolver, y que los mismos pueden solventarse manifestando cívicamente y reclamando los derechos vulnerados. “Hay elecciones que se han postergado y no se le ha reconocido toda la autoridad a un poder (Asamblea Nacional) que ha sido legítimamente elegido por el pueblo, todo eso se tiene que poner en su lugar, pero de manera pacífica”, declaró tras culminar la misa crismal que se celebró ayer en la Catedral de Maracaibo.

El clérigo resalta que la Constitución ofrece una salida muy clara: “hay que ir a elecciones, hay que votar”.

Llamó al Gobierno nacional y a los poderes públicos a tener mejor conciencia de lo que hacen. “Semana Santa es un buen momento para que se definan también ellos, como hombres de fe iluminarse con la palabra y tomar ejemplo de Jesucristo que vino a servir y no a ser servido y a utilizar el poder político y económico para unir a los venezolanos y no para confrontarlos ni provocar violencia”.

Monseñor Santana considera que si el Consejo Nacional Electoral (CNE) publica el cronograma electoral disminuiría la tensión que hay en el país. “Creo que se ha ido arrinconando todas estas posibilidades electorales y el desconocimiento de todas las posibilidades reales que tiene el pueblo de hacer su propio camino que están provocando salidas que nadie desea, y no debemos seguir propiciando. Pienso que una seria toma de conciencia es lo que tienen que hacer los políticos y los gobernantes en este momento”.

En cuanto al tema del diálogo, señala que una mesa de negociación resultaría si existe la buena voluntad, transparencia y honestidad de los que vayan a dialogar. Asimismo, razona que son necesarios algunos signos que hagan creíble que vale la pena sentarse en la mesa.

NOTIZULIA/La Verdad